Huesca

SAN LORENZO 2022

“Torear era un juego, ahora es parte de nuestra vida”

Los tres novilleros oscenses debutarán el 7 de agosto en la plaza de toros de Huesca en una tarde “histórica” para la Escuela Taurina

Jorge Mallén, Ignacio Boné y Miguel Porta Miravé en la plaza de toros de Huesca.
Jorge Mallén, Ignacio Boné y Miguel Porta Miravé en la plaza de toros de Huesca.
Pablo Segura

LA SOMBRA de los hermanos Luna es alargada. Tomás y Diego, matadores de toros como nunca se había visto la ciudad de Huesca. Desde la inauguración de la Escuela Taurina en 1978, solo ellos han sido capaces de acaparar la atención del público oscense, hasta ahora.

“Nunca ha habido 3 novilleros preparados para torear sin caballos”, señala Pablo Ciprés, presidente de la Peña Taurina Oscense, sobre 3 chavales que están sobresaliendo en los certámenes y clases prácticas de toda España.

Habla de Miguel Porta Miravé, Jorge Mallén e Ignacio Boné, que debutarán en Huesca el día 7 de agosto con una novillada “histórica”, destacaron, portando banderilleros aragoneses y abriendo el cartel de la Feria Taurina de la Albahaca, a la altura de las mejores plazas nacionales.

En su periplo por tierras sevillanas antes del gran día, los jóvenes subrayan la responsabilidad y ambición por salir a hombros de la capital oscense.

“Cuando comenzamos era un juego, ahora torear está presente en todos los aspectos de nuestra vida”, sentencia Porta Miravé. Ingresó a los 8 años en la Escuela y en los últimos 10 meses ha abierto la puerta grande de la plaza de toros de Huesca por tres veces en clases prácticas.

“Torear de luces, en tu plaza, después de tres años sin San Lorenzo, siendo preámbulo de la Feria y con dos compañeros con los que he crecido... De los días más importantes de mi carrera”, asume el oscense.

A sus 18 años, Jorge Mallén siente que cumple un sueño que tenía desde pequeño. “A los 7 me puse delante de una becerra y ahora estoy aquí. Me produce mucha emoción y gran sentimiento”, apunta el novillero. Considera que está en fase de aprendizaje, pero “preparado para disfrutar del reto”.

El más benjamín es Ignacio Boné, que aún no ha concluido el bachiller. Se muestra ilusionado, con la preparación adecuada y lo afronta con ganas, aunque reconoce que los nervios siempre están ahí. “La profesión va por dentro”, apostilla.

Bajo la batuta de Pablo Ciprés y Ricardo Aguín “El Molinero”, los novilleros afirman que su entrenamiento físico y mental es “completo”. Con el mismo formato que una corrida de toros, la cita dará comienzo a las 18:30 horas y las entradas están teniendo un “gran ritmo de venta”, destacan. Pueden adquirirse en las casetas de las Peñas y los socios tendrán un descuento de 5 euros, para disfrutar de una tarde para el recuerdo.

Etiquetas