Huesca
LA MAGIA DEL TERRITORIO

Rutas con olor a albahaca

Las proximidades de Huesca ofrecen una variedad de paisajes que sorprenderán a los excursionistas.

Ermita de san Martín de la Val d´Onsera.
Ermita de san Martín de la Val d´Onsera.
Tuhuesca

San Lorenzo se celebra con mucha devoción en Huesca capital. Las calles y casas huelen a albahaca mientras los danzantes bailan su tradicional dance. A la vez que se disfruta de las fiestas, se pueden hacer rutas para conocer el entorno.

Hayedo y pico Peiró

Comenzamos la excursión a unos 10 kilómetros de Huesca. El primer tramo es un kilómetro con pocos metros de desnivel. Tras ello, unos paneles informativos nos indicarán el comienzo de la ascensión, que coincide con el camino natural de la hoya. Durante el primer tramo se atraviesa un pinar con sotobosque de bojes. Las traviesas y los peldaños que hay facilitarán la ascensión. Después de un giro hacia el noroeste, la senda se suaviza. Aparecen las primeras hayas, ante sala del hayedo de Peiró.

Tras recorrer 200 metros por el hayedo, se llega a un punto en el que hay un cruce de caminos. Siguiendo el Camino Natural de la Hoya en dirección al Collado de Sarramiana se discurrirá por un trayecto con una pendiente media del 26%. Al llegar, se puede observar el pico Gratal y, detrás, el Peiró. Hay que regresar al cruce de caminos para comenzar la ascensión. Durante la misma, se pueden contemplar las sierras de Bonés, Gratal y Guara. Dos horas de excursión después, se llega a la cima a 1.579 metros.

Pozas del Formiga y cueva de las Polvorosas

El comienzo de la excursión es en el parking del Formiga. Desde allí nos desplazaremos las indicaciones del barranco de Formiga, que tendremos que cruzar. Tomaremos un sendero paralelo al mismo. En 15 minutos, encontraremos el lecho del barranco y una poza. Podremos descansar antes de seguir la ruta, remontando el barranco a pie hasta una zona encañonada en la que el agua llegará por la rodilla.

Volver hasta la poza nos encaminará hasta la cueva de las Polvorosas por una senda con suave ascensión. Podremos ver el Puntón de Yara y, poco antes de llegar a nuestro destino, podremos cruzar el barranco por un puente. Tras volver a cruzarlo, llegaremos a nuestro destino.

San Martín de la Val d’ Onsera

Desde el aparcamiento de la ermita, cogemos una pista que baja hasta el cauce del barranco de San Martín de la Val d’ Onsera. Seguiremos por su cauce seco. Tras media hora de camino, hay que tomar una senda a mano derecha hasta la Fuente de la «Puerta del Cierzo. La ascensión continúa y se nos presentan dos vías. La primera es a través del Paso de la Viñeta y la segunda por la senda de los burros. Ambas desembocan en el Collado de San Salvador. Desde ahí, iniciaremos el descenso hasta el fondo del barranco y, tras una pequeña ascensión, llegaremos a la ermita de san Martín de la Val de Onsera, fin del recorrido. 

Etiquetas