Huesca

SAN LORENZO 2022

El baile más esperado de los danzantes

La plaza de la Basílica ha estado a rebosar y los asistentes han aclamado cada una de las piezas con palmas y vivas a San Lorenzo

Primer baile de los danzantes frente a la basílica

Decenas de oscenses se han congregado en la mañana de este miércoles 10 de agosto a las puertas de la Basílica de San Lorenzo para ver a los danzantes. La plaza ha estado a rebosar y los asistentes se han reunido en este céntrico punto de la ciudad, a pie de calle y en balcones y ventanas, otros subidos a farolas o a señales de tráfico y hasta a escaleras traídas de casa para no perder detalle. La mañana ha comenzado con el baile de espadas, que el público ha seguido con el corazón en un puño al ritmo de la pieza interpretada por la Banda de Música de Huesca. Han seguido los tradicionales dances de los 'viejos', las cintas y 'el degollao', que los asistentes no han dejado de seguir con sus palmas.

Hasta cinco ensayos han realizado este año para que en la mañana de este miércoles todo saliera perfecto, para disfrute de los numerosos oscenses que esperaban con emoción este momento.

Llegada entre aplausos a la plaza

Este miércoles ha sido el último día para Antonio Nunilo Gabás y Jesús Gracia Añaños y el estreno de Jorge Tuda y Enrique Blasco, que recogen el testigo de su suegro y su tío, respectivamente. Nunilo y Gracia, después de 50 años bailando al son del dance de San Lorenzo se han despedido este diez de agosto.

Jesús Gracia ha vivido esta despedida de una forma "muy emotiva". "Sabiendo que se deja a un familiar, a mi sobrino, y que estos años han sido fantásticos con toda esta agrupación que son más amigos y familia que compañeros", ha comentado. Ha confesado que para él ha sido "un privilegio" ser danzante, "pero 50 años ya es demasiado, lo que pasa es que ha pasado tan deprisa y he estado tan a gusto y tan bien, que no me he dado cuenta del tiempo". Y ha asegurado que esta mañana ha visto más público que otras veces, "no sé si por estos dos años que no hemos tenido fiestas, pero la realidad es que ha habido más ambiente que en años pasados". A su sobrino, Enrique Blasco, le ha aconsejado "que esté tranquilo, que disfrute lo que pueda y que no se ponga nervioso".

Por su parte, Enrique Blasco ha asegurado que su estreno como danzante ha sido "mucho más natural de lo que te puedes pensar. Esta noche no he pegado ojo, te pasan mil pensamientos por la cabeza para luego llegar aquí a la Basílica y vivirlo de una forma tan maja. La verdad es que una vez que he estado dentro de la plaza, los nervios han desaparecido y más al sonar la música. Estoy ahora mismo muy contento y eufórico, muy orgulloso". A partir de ahora, ha dicho, "tomo el testigo de mi tío y a ver lo que me duran las articulaciones". 

Antonio Nunilo Gabás ha indicado que esta última actuación como danzante ha sido una buena experiencia porque hace dos o tres años que tenía asumido que me tenía que ir por la edad. Le agradezco un montón a mi yerno Jorge Tuda que haya recogido el testigo. Lo mío ha terminado ya hoy, pero no con pena porque son 50 San Lorenzos y creo que son muchos años, me voy muy alegre por haber sido danzante". 

Junto a su suegro Jorge Tuda ha manifestado que su primera actuación como danzante ha sido "realmente emocionante, ya lo suponía pero todo era poco comparado con la sensación que he tenido al entrar en la plaza con tanta gente y al empezar a sonar la música. Esto es para vivirlo, es impresionante". 

Para otro de los danzantes veteranos, Jesús Esperanza, esta actuación ha sido "muy emocionante al ver que la gente nos sigue queriendo mucho. Estamos muy contentos, con mucho calor y me siento orgulloso de haber podido disfrutar un año más del dance". Ha explicado que este año 2022 cumplían 50 San Lorenzos cuatro miembros de la agrupación, dos de los cuales se han jubilado. 

Baile de las cintas

También ha sido un día muy especial para el Mayoral de los Danzantes, Francisco San Emeterio, que ha destacado su ilusión por haber podido salir a bailar. "Todo ha ido bien y la gente ha quedado muy contenta. Hemos salido a la plaza con muchas ganas y con ilusión", ha señalado. 

El director de la Banda de Música de Huesca, Alejandro Escuer, ha destacado las ganas de fiesta de toda la ciudad. "Para nosotros el 10 de agosto es un día grande, a todos los miembros de la banda les gusta estar, con lo cual hoy tenía que sonar todo bien". Después de dos años de espera, ha apuntado, "todo ha sido aún más gratificante". 

Baile de los 'palos viejos'.
Dance del 'degollao'
Etiquetas