Huesca

SAN LORENZO 2022

El Grupo San Lorenzo exhibe la diversidad de la jota

La formación marca tendencia con su actuación en el parque Miguel Servet de Huesca

El Grupo Folklórico San Lorenzo ha exhibido este miércoles la diversidad de la jota en su actuación en el parque Miguel Servet de Huesca, donde el público ha podido disfrutar de una apuesta distinta, moderna y sorprendente.

La formación, que siempre intenta marcar tendencia, ha abierto el festival laurentino Suena la Jota con su show Divers@, que su propulsor Jairo Périz ya había pensando para 2020, justo cuando estalló la pandemia.

Después de dos años en los que ha sido imposible presentarlo, por fin se ha podido ver esta propuesta rompedora y enfocada “de una manera distinta a lo que suelen ser los festivales de jota al uso”, ha dicho el profesor de canto y baile a este periódico momentos antes del espectáculo.

Así, en el programa han destacado algunas piezas en las que sonaron ritmos electrónicos, toda una transgresión que se pudo sentir en El cántaro y Atraer.

“Le hemos metido una base musical sobre una melodía electrónica, que está acompañada por la rondalla. También hemos incluido una guitarra eléctrica en el Bolero de Albalate”, ha confesado.

En el show también se ha podido disfrutar de otras piezas como Joticas buenas y La tórtola, de Olga y los Ministriles, a las que dotaron de un aire más moderno, vanguardista y contemporáneo.

“La idea de hacer este trabajo es que no se nos vea como un grupo anquilosado de jotas al uso, que son los que a lo mejor pueden aburrir a cierto público”, ha reflexionado.

Además de enriquecerles a ellos como artistas y al público como espectadores, este tipo de propuestas “pueden beneficiar a la jota”, llevándola “a la calle y la vida actual”.

Y así debería ser, porque en los últimos tiempos “está muy en auge el tema de la inclusión”, algo muy presente en su actuación.

“Lo queramos o no, las cosas son así y no por no verlas van a dejar de existir. No se puede obviar una realidad”, argumentó.

Aunque le gusta modernizar la jota, eso no significa que Périz critique la tradición, algo que demuestra en sus espectáculos, donde lo antiguo y lo moderno se dan la mano.

“Estamos acostumbrados a ver una actuación de jotas con indumentarias tradicionales, que eran del siglo XVIII más o menos. Esta ropa se ha dejado de usar en la calle, pero hemos seguido bailando y cantando igualmente, así que todo puede cambiar. Eso es un poco lo que intentamos hacer”, dijo.

Y lo han demostrado, por ejemplo, en la Jota de San Lorenzo, vestidos de peñistas -de blanco y verde-, aunque en otras han lucido mucho más clásicos.

Así, los trece bailadores, seis cantadores y siete músicos de la rondalla del Grupo Folklórico San Lorenzo han vivido su gran día en honor al santo que les da nombre.

“Todas las actuaciones son relevantes y el respeto al público siempre tiene que ser el mismo, pero es verdad que esta es un poco más importante que las demás”, ha reconocido Périz.

El festival Suena la Jota continuará este jueves (21:00 horas) en el parque Miguel Servet con la Agrupación Folclórica Santa Cecilia.

Etiquetas