Huesca

San Lorenzo 2022

Los más pequeños, protagonistas de una mañana del día 10 mágica

El Parque Miguel Servet se convirtió en el centro neurálgico de las actividades

Cientos de niños disfrutaron de la vuelta de Gorgorito dos años después.
Cientos de niños disfrutaron de la vuelta de Gorgorito dos años después.
Pablo Segura

Sí la mañana del día 9 el protagonismo fue para el vino y los jóvenes que disfrutaron del inicio de las fiestas, ayer el protagonismo se trasladó hacia los más pequeños que, enfundados de blanco y verde, acudieron a los diferentes puntos en los que estaban programadas actividades para ellos.

El Parque Miguel Servet por la mañana se convirtió en el punto neurálgico. Se llenó de centenares de carritos de bebés y familias que con muchas ganas querían volver a disfrutar San Lorenzo juntos. Ver a niños correteando con sus padres yendo tras ellos, haciendo los primeros esfuerzos mañaneros, era una escena que se repetía continuamente por la zona.

Ya a las 11 horas, pudieron disfrutar de la primera actividad. El paseo a los niños y niñas en la Narria de La Zaragozana, que dio el pistoletazo de salida a las actividades infantiles.

Más tarde, a las 12:30 horas, Gorgorito: “El amigos de todos los niños de Huesca” volvía a actuar tras casi tres años sin poder hacerlo en la ciudad. Las expectativas eran altas, pero se cumplieron con creces. El teatro Griego se quedó pequeño, y se podían ver tanto a niños como adultos, buscando los escasos rincones que quedaban para volver a disfrutar de su magia. La pequeña marea blanca y verde lo dio todo, acompañó a Gorgorito en cada paso que daba en su aventura, y los mayores también. Aunque algunos querían mantener la compostura, no podían evitar seguir al guiñol más carismático de la ciudad.

Maese Villarejo interpretó “Gorgorito en el fondo del mar”.
Maese Villarejo interpretó “Gorgorito en el fondo del mar”.
Pablo Segura

Entre los asistentes, coincidía la sensación de tradición, como en Pablo y Rosa, quienes este año han ido ya con sus nietos: “Recuerdo que cuando eran pequeños nuestros hijos también les traíamos, pero ya hacía tiempo que no veníamos”. Rosa se quedó sorprendida al saber que Maese Villarejo lleva viniendo a Huesca desde 1955: “Pues fíjate, si casi tiene más años que yo”, argumentaba con una sonrisa.

Esther y Deli, madre e hija, seguían disfrutando de las aventuras de Gorgorito, con un nuevo miembro en la familia: “Llevo viniendo yo desde que era pequeña, luego traje a Esther, y ahora ya venimos con la nieta”.

También los había nuevos como Daniel, quien traía a su hijo por primera vez, acompañado de su padre: Nosotros no somos de aquí, no conocíamos este espectáculo, pero estamos pasando unos días en San Lorenzo y nos hemos dicho “Por qué no?

Para los que hayan perdido la oportunidad de disfrutar de Gorgorito, han de saber que les espera una revancha, hoy a la misma hora, en el mismo lugar de ayer, donde Maese Villarejo interpretará el cuento “Gorgorito y Los Indios Machakao”.

Un opción más dinámica

Además, en el Barrio de Santiago, de 11 a 14 horas también hubo otra opción para los pequeños que preferían una opción más dinámica. El Gran Parque Infantiles hinchables instalado en la Avenida Santo Cristo de los Milagros dio aire a niños y mayores que, después de disfrutar del espectáculo de Maese Villarejo, querían continuar con la fiesta.

Los hinchables, una opción más dinámica para los niños.
Los hinchables, una opción más dinámica para los niños.
D.A.

Los niños pusieron a prueba a los cinco hinchables, bajo la atenta mirada de los monitores y padres, que después de esos esfuerzos mañaneros que realizaron, preferían disfrutar bajo la sombra que proyectaban los hinchables una cerveza fría. 

Etiquetas