Huesca

FIESTAS DE SAN LORENZO 2022

Los oscenses completan con su devoción la parrilla de la Basílica

La ofrenda de flores y frutos de este lunes ha abarrotado y ha llenado de color el centro de la ciudad de Huesca

La ciudad se ha llenado de la indumentaria tradicional en toda la provincia del Alto Aragón.
La ciudad se ha llenado de la indumentaria tradicional en toda la provincia del Alto Aragón.
Verónica Lacasa

Abarrotados se encontraban este lunes los cosos de la capital oscense para ver pasar la ofrenda de flores y frutos dedicada a San Lorenzo en la última jornada festiva.

La devoción y el sentimiento se veía reflejado en los inmensos ramos de albahaca y claveles que se han dejado ver durante toda la tarde en manos de los participantes en este acto que, como es habitual, fue multitudinario.

Una ofrenda que ha puesto en valor las tradiciones del Alto Aragón, viéndose continuamente trajes regionales de toda la provincia. Unos trajes que han estado tres años guardados pero que este año se han lucido con más ganas que nunca.

Así mismo, la de este lunes fue una jornada donde la jota también fue protagonista, puesto que a lo largo del recorrido, el público ha podido disfrutar de las actuaciones de todos los grupos folclóricos que han salido en la ofrenda, que ha tenido una duración aproximada de dos horas.

Así, ha sido una corporación municipal quien ha hecho la primera ofrenda, seguido de un grupo muy numeroso de miembros de la Real Cofradía de San Lorenzo.

Tras ellos, ha sido el turno de las mairalesas de las peñas recreativas y de los barrios de la ciudad, seguidos de las seis peñas, que han portado cada una su escudo hecho con ramos de albahaca y claves y encabezados por sus presidentes.

La primera nota musical de la ofrenda ha sido a cargo de los Danzantes de Apiés, cuya presencia ya es tradicional en la cita del 15 de agosto.

Además, también han sido muy numerosas las ofrendas particulares, donde los oscenses más fieles se visten con trajes regionales o de peñistas para llevar hasta la puerta de la Basílica de San Lorenzo sus frutos y flores.

La ofrenda ha contado también con los grupos folclóricos Roldán del Altoaragón, San Lorenzo, Estripe de Aragonia, Elenco Aragonés, la Agrupación Folcórica Santa Cecilia y el grupo Os Faticos. Todos ellos han sido los encargados de poner música y bailes a lo largo de todo el recorrido -que partió desde el colegio Salesianos de Huesca y terminaba a las puertas de la Basílica-  antes de que se dejaran ver los Danzantes de Huesca.

Han sido estos últimos quienes más palmas han levantado a su paso, pues era la forma de despedirlos hasta el próximo 10 de agosto -y a ver si esta vez no hay pandemia que nos deje sin verlos-. La ofrenda de este grupo, que en esta ocasión estaba a cargo de la familia del danzante José Ignacio Montorio Bernad, ha levantado más expectación que nunca y ha hecho que a su paso todos quisieran tenerla guardada en sus móviles.

Ha sido con esta ofrenda con la que se ha completado la inmensa parrilla que luce desde este lunes  a las puertas de la Basílica de San Lorenzo y que se podrá ver hasta que sus flores se marchiten.

Entonces, quedará vacía de nuevo para que la devoción de los oscenses vuelva a impregnarla de albahaca y claves tras las fiestas de San Lorenzo del próximo año. 

Etiquetas