Huesca

CASCO ANTIGUO

El capitel romano de la calle Peligros cuenta los días para su inauguración

La presentación de la réplica arquitectónica espera expectante desde el mes de julio. La pieza original puede visitarse en el Museo de Huesca

Reproducción al descubierto del capitel corintio, en la calle Peligros, a la espera de ser inaugurado.
Reproducción al descubierto del capitel corintio, en la calle Peligros, a la espera de ser inaugurado.
Pablo Segura

Desde hace semanas, los viandantes del barrio de La Catedral contemplan, atónitos, la presencia de una estructura cubierta por un manto de plástico y rodeada por vallas, a su paso por la calle Peligros. El desconocimiento y la curiosidad sobre qué atesora ese pequeño espacio cuadricular es un hecho generalizado entre el vecindario.

La estructura que se esconde tras la cubierta es, ni más ni menos, que la réplica de un capitel romano de estilo corintio hallado en 2013, en las inmediaciones del lugar, durante las obras de urbanización de la zona, ubicadas en la confluencia de las calles Desengaño, Peligros, y Canellas.

La Asociación de Vecinos Osce Biella tomó la iniciativa, hace cerca de cuatro años, de construir una réplica para su exposición pública acompañada de un pedestal y una placa informativa, en colaboración con el Ayuntamiento. La finalización de la pieza concluyó en marzo de 2021, donde se expuso provisionalmente en el local de la asociación. Desde entonces hasta ahora, el capitel espera ver la luz en un acto de inauguración, que, según fuentes de la asociación, “tendrá lugar próximamente”.

En un inicio, estaba prevista la presentación a comienzos de julio, coincidiendo con las fiestas del barrio. Más tarde, se aplazó a finales de mes, pero por “complicaciones de agenda” y ante la proximidad de las fiestas laurentinas, se postergó una vez más. Por el momento no hay fecha fija, pero desde la unión de vecinos aseguran que: “no tardarán mucho”. Además, según avanza la asociación, el Ayuntamiento prevé ajardinar los alrededores para “embellecer” la zona.

Una pieza singular

Las obras de urbanización en la calle Desengaño, en confluencia con Peligros y Canellas, hace nueve años, dieron con una pieza “única” de época romana, probablemente julio-claudea, es decir, de las primeras décadas del siglo I d.C. El capitel, de indudable estilo corintio es: “un hallazgo muy importante porque este tipo de piezas suelen ser de mármol en la zona tarraconensis. Es algo atípico que sea de arenisca, por eso es una pieza singular” afirma Julia Justes, arqueóloga. Además, “es una pieza preciosa de ver, por sus hojas de acanto. Este capitel da muestra de la riqueza de la ciudad, que buscaba en sus monumentos parecerse a otras ciudades más grandes, como Tarraco” añade Justes.

La figura, actualmente expuesta en la sala 3 del Museo de Huesca, tiene una altura de 78 cm, un peso de 400 kg, un diámetro inferior alrededor de los 50 cm, y la columna a la que estaría unida, tendría una altura cercana a los 6 metros, según los cálculos del arqueólogo José Ángel Asensio.

Este capitel romano se encuadra como un elemento arquitectónico que perteneció “indudablemente a un edificio público”, muy probablemente al teatro romano

La pieza original, hallada en la calle Desengaño, se puede visitar en el Museo de Huesca.
La pieza original, hallada en la calle Desengaño, se puede visitar en el Museo de Huesca.
Pablo Segura

Esta hipótesis es plausible debido a que apareció cerca de otras obras que se llevaron a cabo durante la pandemia, en la calle Coso Bajo, donde encontraron “parte de una escena de teatro”. Este elemento circular, explica Justes: “estaba amontonado con dos fustes de columna lisos”. Probablemente fuese una zona donde se acumulaban los expolios una vez que el teatro fue derrumbado. “Son los restos arquitectónicos de un teatro que debió ser monumental” afirma la arqueóloga.

En cuanto a la réplica, aseguran desde la asociación vecinal, “se ha construido en un tamaño muy similar al real”. Eso sí, su material es diferente. No es de roca arenisca, es de otra composición “mucho más dura, para que sea más fácil de moldear y tenga más resistencia” apunta Justes.

La reproducción, a punto de ser inaugurada, “recupera las partes perdidas” de la pieza original. De esta forma, se ofrece una recreación completa, al restablecerse las “partes salientes” del capitel. Su exposición, dará muestra, una vez más, de la riqueza histórica y cultural que reside en la ciudad.

Etiquetas