Huesca

PLATAFORMA DIGITALES

La generación Z en busca de piso: ¿Ligas o compartes casa?

Entre el amor y la vivienda. @informer.love.huesca, una cuenta de Instagram con la que encontrar la solución a tus problemas

Algunas publicaciones de la cuenta.
Algunas publicaciones de la cuenta.
@informer_love_huesca

Los hijos del “¿estudias o trabajas?” han colgado el fijo para abrirse una cuenta de Instagram. La llegada de las redes sociales borró los números de teléfono de las servilletas. Y, hoy, cada vez son más los que dejan de pegar carteles en el corcho de la Universidad para buscar piso en plataformas digitales.

En @informer.love.huesca convergen el deseo de conocer a tu crush -o amor platónico- con conseguir una habitación.

Los que quieren encontrar un techo tienen que seguir estos pasos: “Hay una publicación fijada con ese nombre donde, tanto gente que busca piso como gente que tiene habitación libre en el piso, establece un comentario y si hay algún o alguna interesado entre ellos se ponen en contacto a través de Mensaje Directo”, explican los administradores. Y “cada cierto tiempo, ponemos una Instagram story para que si algún comentario ya no es válido, se borre para evitar crear confusiones”, añaden.

Son tres. Empezaron hace un tiempo “por las risas entre colegas”. “Todos ellos estudiantes o residentes en Huesca”, aclaran. Y como “a la gente parece que le gustó”, decidieron “usarla como medio para postear sus comentarios y deseos de manera anónima”, indican.

Hay quien se arma del valor que aporta dejar de ser responsable de tus palabras para “conocer a la muchacha o muchacho que le invito a un chupito en la barra de algún bar”, bromean.

Buscar a la chica rubia que te cruzaste en Mercadona con una sudadera gris o anunciar que eres una simpatiquísima estudiante de magis en búsqueda de piso no son los únicos mensajes que llenan el feed. También llegan mensajes “para notificar la pérdida de algún objeto personal”, comentan. Incluso “¡una vez nos llegó una petición de una oferta de trabajo!”, añaden emocionados.

Tras el anonimato también están ellos: sus misteriores creadores. De momento, aseguran que no se han declarado a su crush en ninguna publicación. Aunque “si hiciera falta, por supuesto que utilizaríamos la cuenta a pesar de ser los administradores”, confiesan.

Instagram no es la única red social para encontrar piso. Miles de estudiantes forman grupos en Facebook o WhatsApp para encontrar un hogar para su etapa universitaria.

Vivencias todavía analógicas que no encuentran respuesta arrancando un trozo de papel con un número de teléfono impreso olvidado en un corcho.

La generación de Z dice adiós al papel y boli.  

Etiquetas