Huesca

INICIO DEL CURSO UNIVERSITARIO

Emma Lobera: "Vivir en un Colegio Mayor es disfrutar la época universitaria al cien por cien"

La directora del C.M. U. Ramón Acín de Huesca, señala la alta demanda que hay para residir en este espacio durante el curso universitario

Detectados cuatro casos en el Colegio Mayor Ramón Acín de Huesca
Colegio Mayor Ramón Acín, ubicado en la capital oscense.
D.A.

Pisos de estudiantes, residencias, colegios mayores o ir y venir diariamente. Son muchas las opciones que existen para que los estudiantes universitarios puedan realizar sus carreras en otras ciudades lejos de sus casas.

En la capital oscense una de las opciones más demandadas es la de vivir en el Colegio Mayor Ramón Acín, ubicado en pleno centro de la ciudad y muy próximo a las diferentes facultades existentes en el campus de Huesca.

“Estamos totalmente cubiertos, es algo que pasa todos los años”, reconoce su directora, Emma Lobera. Pese a ello, desde el centro apuntan que, aunque esté lleno en un primer momento, siempre se van quedando plazas libres, por lo que pueden continuarse admitiendo jóvenes durante los próximos meses. 

“Hay veces que en diciembre hemos seguido tirando de lista de espera”, expresa, puesto que debido a los diferentes llamamientos que hacen las universidades, “no solo la de Zaragoza, sino también de otras partes del país”, puntualiza, hay alumnos que eligen otros destinos.

Por ello, el Ramón Acín continúa recogiendo solicitudes y se siguen creando listas de espera, por lo que “todos los días se va actualizando”, informa a aquellos interesados en pasar sus próximos cursos en este Colegio Mayor.

Asimismo, la directora se dirige a ellos y les garantiza que “vivir en un Colegio Mayor supone disfrutar la época universitaria al cien por cien”.

“Creo que es muy importante lo que aporta la Universidad en sí a nivel académico, pero el Colegio Mayor aporta muchísimo a nivel personal. Aquí se aprenden las competencias transversales ya que se adquieren mucho mejor conviviendo entre iguales”, explica, garantizando que “el bagaje personal que se lleva un estudiante de un Colegio Mayor es muy importante”.

Empatía, trabajo en equipo, relacionarse con los demás o capacidad de liderazgo son solo algunas de las cosas que estos jóvenes aprenden en esta época. En este sentido, Lobera apunta que hay estudiantes veteranos que acaban siendo los subdirectores de este centro.

Además, son estudiantes que viven lejos de sus allegados, por lo que “siempre se acaban convirtiendo en una gran familia”.

Sin restricciones

En apenas unos días comienza un curso que trae como novedad el fin de las restricciones sanitarias, también en este Colegio Mayor. “Se aborda con normalidad, pero también con precaución, como estamos haciendo la ciudadanía día a día en la calle”, apunta la directora. 

Etiquetas