Huesca

RECURSOS HÍDRICOS

El agua de la piscina de San Jorge, que cerró este sábado, se utilizará en limpieza

Es la última medida que ha puesto en marcha el Ayuntamiento para ahorrar un bien escaso

Imagen de archivo de las piscinas de San Jorge durante una de las olas de calor de este verano.
Imagen de archivo de las piscinas de San Jorge durante una de las olas de calor de este verano.
Pablo Segura

Cierra la piscina de San Jorge cuyas aguas, al igual que las de Ruiseñor y la Ciudad Deportiva Municipal José María Escriche, servirán para la limpieza viaria de las calles de Huesca. Durante más de 150 días se podrán limpiar las calles de la capital altoaragonesa con el agua procedente de las piscinas municipales. Y es que entre las tres instalaciones suman más de 3.720 metros cúbicos de agua.

Esta es la última medida puesta en marcha por el Ayuntamiento de Huesca para el ahorro de agua en la ciudad. Y es que desde hace un mes, el consistorio ha reducido el consumo para limpieza de calles así como para el riego, dejándolo en el imprescindible. Asimismo, ha cerrado las fuentes públicas.

La ciudad se abastece, principalmente, de Vadiello, que está a tan solo un 20 % de capacidad y con tan solo tres hectómetros cúbicos. Si bien, el consistorio insiste en que no peligra el suministro ya que hay otras alternativas (Valdabra y San Julián de Banzo), insiste en que hay que hacer un consumo responsable.

Los Bomberos de Huesca colaboran con Grhusa para bombear el agua de las piscinas directamente a las máquinas de limpieza que se utilizan en las calles. La iniciativa arrancó en las instalaciones de Ruiseñor este viernes. 

Etiquetas