Huesca

SUCESOS

El equipo @Huesca investiga denuncias por valor de 2 millones

Llevan solo un año, pero han destapado un grupo criminal a nivel nacional con más de 20 delitos

La Guardia Civil anima a denunciar cualquier tipo de estafa
La Guardia Civil anima a denunciar cualquier tipo de estafa
S. E.

“Todos somos vulnerables, y yo me incluyo. Desde que nos levantamos tenemos un móvil o una tablet en la mano”. Con estas palabras Fermín C. M., uno de los componentes del equipo @Huesca de la Guardia Civil, hace hincapié en que no hay que tener reparo, vergüenza o miedo y denunciar cualquier tipo de estafa que sufra uno en la red. Y es que en España, la ciberdelincuencia sigue creciendo. El equipo oscense, que pronto cumplirá un año de creación, atiende denuncias todos los días y algunas de ellas, como el reciente caso Exmi, les ha llevado a destapar un grupo criminal que actuaba a nivel nacional, que había estafado más de 72.000 euros y cuyo principal miembro tenía 14 requisitorias.

De los 305.477 delitos informáticos cometidos en 2021 (casi tres veces más que en 2018), el 87,4 % de ellos eran estafas. Son datos del informe sobre Cibercriminalidad en España publicado por el Ministerio del Interior. Unas cifras que han aumentado desde la covid, reconoce este agente en cuyo grupo investigan denuncias por valor de casi 2 millones de euros. “El 80 % de los delitos son cargos bancarios”, asegura y subraya que aunque Huesca, tradicionalmente es una provincia tranquila, la ciberdelincuencia no entiende de fronteras. “Los malos están en su casa, y pueden hacerlo a miles de kilómetros”.

Todos los días entran denuncias, comenta. Y asegura que las miran todas, desde las que denuncian que les han estafado un millón, hasta el que reclama 20 euros. Advierte, además, que “fechas concretas de compras” como pueden ser “vacaciones, navidad o la vuelta al cole” son más propicias.

Los mensajes de, por ejemplo, entidades bancarias con enlace a páginas fraudulentas (correos spam o mensajes ‘smishing’) junto a los phishing o cargos fraudulentos en tarjetas o cuentas son uno de los delitos de los ciberdelincuentes más habituales. Cuando clicas, explica, se instala algo en tu teléfono u ordenador, una aplicación que no ves, y que es capaz de robarte todos los datos. Y alerta que no solo para entrar en tus cuentas, si no también, para robar tu identidad y poder, con ella, por ejemplo, abrir una cuenta para cometer delitos.

Además, explica Fermín C.M., también son habituales los ‘Vishing’ o llamadas telefónicas haciéndose pasar por familiares que están retenidos en aeropuertos o pidiendo dinero para el hospital. También el ‘Sextin’, en el que se producen amenazas o coacciones contra el honor. “Todo el mundo tiene inquietudes y hay páginas que ofrecen servicios, de ahí te dicen de pasar al Washapp, se pasa una foto y...”, relata. “Incluso sin foto -advierte- se realizan amenazas porque saben donde vives”.

Otra de las denuncias habituales son los ‘Man on the Middle’, “un fraude informático más de cara a la empresa”. Y es que cada vez más, las facturas se envían solo por mail. “No se sabe cuándo, el ciberdelincuente logra meterse en la cuenta de la empresa. Muchas veces porque los correos personales están vinculados al laboral y con un clic indebido, está dentro”, explica. Una vez instalado, interceptan los PDF de facturas para que pasen por el ciberdelincuente, “que cambia la cuenta bancaria en la que se debe recibir el dinero”.

Entre los delitos que también observan en los ciberdelincuentes está también los de contratación de servicios de telefonía, luz, gas, agua u otros, así como falsos préstamos. O, últimamente y sobre todo tras la pandemia, la de las ofertas de trabajo falsas con el fin de usurpar la identidad para utilizarlas como mula.

Cómo prevenirlos

¿Cómo prevenirlos? Este agente hace hincapié en separar lo personal de lo laboral, diferenciar los correos. Asegura, que incluso lo mejor es tener tres: personal, laboral y otro exclusivo para el banco. Otro método, recomienda, es enviar facturas en ZIP (documento comprimido) con contraseña y dar esta solo por teléfono, con una llamada.

Otra de las técnicas, comprobar en otras páginas si, por ejemplo, la oferta de trabajo es real, crear contraseñas robustas, no utilizar wifi libre, no enviar fotografías de nuestros documentos personales, ni ningún dato, y, ante la duda, avisar. Utilizar pantallas antireflejo en el móvil o no utilizar wifi abierta son otras, además de tener claro que nadie regala nada, los chollos suelen llevar “trampa”.

No hay un perfil de víctima. Para el agente Fermín de @Huesca, podemos ser cualquiera. Nos levantamos y acostamos con el móvil en la mano. A veces, explica, estás pendiente de un trámite con esa entidad, o hay gente, describe, que entra en pánico y clica. Lo fundamental, si nos ocurre, es hablarlo. @Huesca, asegura, es un equipo de contacto, y eso, insiste, es clave de su éxito. Buscan la detección temprana, la conexión con otros hechos, incluso fuera de la provincia, tienen ya una metodología y conocen, en muchos casos, cómo va a actuar el malo.

Etiquetas