Huesca

FORMACIÓN

La Universidad podría aumentar las plazas de Medicina el próximo curso

Sira Repollés está en conversaciones con el rector para que el incremento sea de un 10 % y supondría volver a los 50 alumnos en Huesca 

Facultad de Medicina de Huesca, en el Casco Antiguo.
Facultad de Medicina de Huesca, en el Casco Antiguo.
D.A.

La Universidad de Zaragoza podría aumentar las plazas de Medicina un 10% para los próximos cursos, lo que permitiría a Huesca volver a las 50 plazas que ya ofertaba hace siete años. Así lo ha dado a conocer este martes la consejera de Sanidad, Sira Repollés, en una visita al Hospital Miguel Servet de Zaragoza, un acto en el que ha asegurado que están buscando medidas a corto, medio y largo plazo para paliar la falta de facultativos y que, entre otras iniciativas, han mantenido conversaciones con el rector de la Universidad, José Antonio Mayoral, para este incremento.

Si bien la competencia es de la Universidad, según han indicado fuentes de la consejería del Gobierno de Aragón tras las declaraciones, se han mantenido estos contactos con la institución académica para “redimensionar las unidades formativas y visualizar la capacidad que tenemos de formar alumnos”. Asimismo, ha apuntado la consejera, también se ha abordado el hecho de “incrementar un 10 % el número de plazas de los alumnos que ingresen en Medicina”.

En la actualidad, Zaragoza oferta 180 mientras que Huesca tiene 45 alumnos en 1º de grado. Ese incremento, de aplicarse en ambas sedes, permitiría a la capital del Alto Aragón volver a los 50 alumnos en 1º de Medicina que ya tenía en el curso 2014-2015. No obstante, en Huesca se han llegado a ofrecer hasta 65 plazas. La última vez, en el curso 2012-2013, una cifra que se redujo en un 30% menos en tan solo tres años, a lo que se sumó la desaparición del tercer curso de Medicina que hasta entonces también se impartía en Huesca y que con la transformación en grado, se marchó a Zaragoza.

Repollés ha dicho que la falta de médicos, sobre todo de la especialidad de Médicos de Familia, no es un problema solo aragonés, sino que se ha revelado a nivel nacional, “sobre todo tras la pandemia” y que es ahí, en el foro nacional, donde lo están abordando.

En este contexto, en el que trabajan a nivel nacional, la consejera de Sanidad ha hecho hincapié en que están buscando soluciones a corto, medio y largo plazo, “pero fundamentalmente a medio y largo, que pasan por incrementar el número de plazas de alumnos que ingresan para tener más licenciados”. Ha reseñado, además, que dentro de las competencias autonómicas también van a apostar por “incrementar las líneas formativas y las plazas MIR”, así como en crear “un banco de especialistas”. No obstante, advirtió que no será a corto plazo y que costará “un promedio de diez años”.

Mientras tanto, ha agregado que tendrán que exprimir los recursos con los que ahora mismo cuentan y “redistribuir la competencia entre los profesionales para garantizar la asistencia en los estándares de calidad”.

Respecto a la posibilidad de que la privada imparta también el grado, Repollés ha comentado que conocen esa reivindicación que tiene el centro y que “se estudiarán las posibilidades y se hará lo que mejor sea para los aragoneses”, ha concluido.

Etiquetas