Huesca

RECURSOS HÍDRICOS

Las medidas de consumo ralentizan la agonía del pantano de Vadiello

La demanda hasta el 15 de septiembre ha descendido un 30 % frente al mes anterior. El embalse baja cada día en 20 millones de litros de agua

El embalse de Vadiello se encuentra a un 17,36 %, con tan solo 2,695 hectómetros cúbicos.
El embalse de Vadiello se encuentra a un 17,36 %, con tan solo 2,695 hectómetros cúbicos.
Pablo Segura

Con un levísimo repunte en el mediodía del viernes motivado por alguna tormenta (pasó de 2,757 a 2,579), el embalse de Vadiello sigue sumido en su declive. Y es que desde el 15 de julio, este mínimo repunte, es de los pocos que se muestran en una gráfica en la que la línea sigue en continuo e imparable descenso. El 15 de julio había 5,329. Un mes después, cuando el Ayuntamiento de Huesca comenzó a aplicar medidas y recortó el agua para la limpieza de calles y redujo el riego de jardines, 3,840 hectómetros cúbicos.

Según los datos del Sistema Automático de Información Hidrológica (Saih) de la Confederación del Ebro, el 15 de septiembre había 2,786. Es un poco menos de la mitad de lo acumulado el 15 de julio. Sin embargo, en el último mes ha descendido tan solo 1,1 hectómetro frente a los 1,5 del mes anterior.

La imagen de Vadiello es desapacible. Las laderas delatan el bajón que ha sufrido el pantano en las últimas semanas y que este domingo marcaba tan solo 2,695 hectómetros de agua, el último inservible ya que el fondo, como en todos los pantanos, acumula lodos y tierras. La foto recuerda a la de 2005. Y cada día, baja un poquito más. Según los datos del Saih, 0.02 hectómetros, 20 millones de litros de agua al día.

Y esta semana vuelve a arrancar con solazo. Las ansiadas lluvias, que se preveían para mediados de la misma, se van retrasando hasta el fin de semana y en el horizonte, de momento, solo sol y temperaturas que rondarán los treinta grados. Otra semana a cero, o al menos hasta el viernes, que hará que el embalse de Vadiello, principal fuente de abastecimiento de la capital altoaragonesa, siga con su constante decadencia.

Huesca tiene el suministro asegurado gracias a la obra de emergencia que se realizó en 2005 para la traída de agua de Valdabra. No obstante, de este embalse se suministran más poblaciones, 16 en total que, aunque algunas cuentan con pozos y fuentes, también dependen del embalse y se han visto obligadas a moderar sus consumos ante la perseverante sequía. En el futuro cercano, ni una nube. En el medio, un deseo. Que se convierta en realidad la anhelada traída de Montearagón que lleva la ciudad dos décadas esperando y cuyas obras fueron adjudicadas recientemente por 22 millones, un nuevo abastecimiento que garantizaría el desarrollo de la capital y que por inestabilidad del terreno -que llegó a paralizar la obra de la presa- por pérdidas de agua y otros contratiempos lleva dos décadas de retraso.  

Se esperan lluvias a finales de semana

Las lluvias se ha resistido hasta el momento a plantar cara a la sequía que azota a la provincia de Huesca. Al menos, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) anuncia para esta semana precipitaciones que llegarán a la capital oscense este jueves 22 de septiembre.

La probabilidad de precipitación para ese día es del 55 %, un índice que sube hasta el 80 % para el viernes 23 y el sábado 24.

Con la mirada puesta en el cielo, los altoaragoneses confían en que la lluvia aminore los efectos de la sequía en el pantano de Vadiello. En lo que va de mes las lluvias caídas en en la ciudad de Huesca han dejado un acumulado de 16 litros por metro cuadrado. El máximo de lluvia por día tuvo lugar el pasado 3 de septiembre, con 8,4 litros por metro cuadrado. 

Etiquetas