Huesca
EN COLABORACIÓN CON FUNDACIÓN REY ARDID

La Residencia Rey Ardid Huesca acoge un proyecto para personas mayores en la capital

Es en colaboración con el Ayuntamiento de Huesca y se llevará a cabo hasta el 13 de octubre.

En Fundación Rey Ardid fomentan el envejecimiento activo.
En Fundación Rey Ardid fomentan el envejecimiento activo.
Fundación Rey Ardid

La residencia Rey Ardid Huesca se ha convertido en un referente en el cuidado de las personas mayores en el entorno de la capital oscense. Su trato personalizado y el abordaje de las enfermedades que afectan a la tercera edad con terapias no farmacológicas ha hecho que todo el mundo se fije en su modo de actuar.

Gracias a este buen hacer, la actividad va a ser frenética en el centro durante las próximas semanas. La Fundación Rey Ardid, con la colaboración del Ayuntamiento de Huesca, comenzó el pasado 22 de septiembre un proyecto de actividades y talleres dirigido a personas mayores de la capital y sus alrededores. “Supone recuperar de manera presencial la puesta en marcha de los programas abiertos a la comunidad, paralizados hasta la fecha a causa de la pandemia. Ponemos a disposición de la población mayor nuestras instalaciones. Con la participación de los profesionales del centro, se van a realizar diferentes talleres y actividades que facilitan la inclusión, la dignidad y la autonomía de las personas mayores”, afirma Sonia Fernández, directora de la residencia sobre un ciclo que durará hasta el 13 de octubre.

Se trata de un proyecto innovador, al abrirse las instalaciones de la residencia como espacio comunitario. Durante la primera sesión se abordó el envejecimiento saludable y la prevención de caídas en una jornada eminentemente práctica, en la que también se abordó la importancia de la actividad física.

El 29 de septiembre se abordarán la optimización cognitiva, la estimulación de la memoria, el lenguaje y las funciones ejecutivas. Además, se podrán ver las bondades de la musicoterapia.

En octubre están planificadas dos jornadas. El jueves 6 se llevarán a cabo actividades de desarrollo afectivo y relacional, y un taller de habilidad. Además, se tratarán la resolución de conflictos y la sexualidad en mayores. El día 13 están planeadas actividades de ocupación de ocio, un taller de manualidades, otro de lectura y una charla sobre los servicios para mayores.

En el domicilio

Esta acción se enmarca en el compromiso de la Fundación Rey Ardid con el cuidado de la salud de las personas mayores. Son conscientes de que hay gente que prefiere vivir en su casa, pero necesita incentivar sus capacidades para tener mejor calidad de vida. Pensando en ellos, hacen, por segundo año consecutivo y gracias a la colaboración del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, un programa de prevención del deterioro y envejecimiento activo en personas mayores que viven en su domicilio, siendo muchos habitantes de Huesca beneficiarios del mismo.

La razón de ser de esta actividad es clara. “La importancia del envejecimiento activo es dotar al mayor de un día a día más saludable y pleno, favoreciendo su autonomía y calidad de vida”, argumenta Fernández. 

Etiquetas