Huesca

ARMAMENTO

La Guardia Civil reduce a chatarra más de 700 armas depositadas

Entre ellas había 571 escopetas, 42 rifles, 38 pistolas, 21 revólveres, 1 trabuco y 1 subfusil 

La mayoría de las armas destruidas son escopetas, que habían sido depositadas en las distintas Intervenciones de Armas.
La mayoría de las armas destruidas son escopetas, que habían sido depositadas en las distintas Intervenciones de Armas.
S.E.

Un total de 773 armas de todas las categorías, que se encontraban depositadas en aplicación de la legislación vigente en las distintas Intervenciones de Armas y Explosivos de la Guardia Civil de la provincia de Huesca, han acabado esta semana reducidas a chatarra. Efectivos de la Guardia Civil de Huesca realizaron el traslado de dichas armas hasta una empresa siderúrgica, para darles el destino a chatarra a través del proceso de fundición. Entre las armas destruidas había 571 escopetas, 42 rifles, 38 pistolas, 21 revólveres, 1 trabuco, 1 subfusil, 11 carabinas de aire comprimido, 68 armas blancas y el resto otras armas.

Las Intervenciones de Armas y Explosivos de la Guardia Civil controlan el acceso legal a las armas, para lo cual el Reglamento vigente establece unos requisitos, entre los que se encuentran la carencia de antecedentes penales así como la superación de pruebas teóricas y prácticas sobre el uso y manejo.

En la provincia de Huesca existen más de 15.000 autorizaciones de diverso tipo para poder tener armas de fuego (armas para caza mayor, caza menor, tipo deportivo, seguridad privada, etcétera), las cuales amparan más de 27.000 armas de fuego.

Etiquetas