Huesca

INTEGRACIÓN

Amanixer cumple tres meses como entidad empoderadora en la ciudad de Huesca

La Asociación Aragonesa de Mujeres con Discapacidad se instaló en la capital en julio de este año y desde entonces brinda servicios a 32 usuarias

Taller de Mindfulness con la psicóloga Yaravi Rodríguez, de AFDA, el pasado 26 de octubre.
Taller de Mindfulness con la psicóloga Yaravi Rodríguez, de AFDA, el pasado 26 de octubre.
Pablo Segura

Al menos 2.463 mujeres en Huesca capital tienen reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33 %, según los últimos datos del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) a 31 de diciembre de 2021.

Desde el pasado mes de julio, Amanixer (Asociación Aragonesa de Mujeres con Discapacidad) trabaja en la ciudad en colaboración con otras entidades para brindar apoyo a este colectivo, mediante asesoramiento, actividades formativas y talleres de acompañamiento

Hasta el momento, 32 usuarias han participado de los servicios ofrecidos desde la sede de Fundación Dfa - entidad colaboradora- en la calle Aragón, 3.

Sea cual sea el tipo de discapacidad (física, intelectual, mental, psicosocial, múltiple, sensorial, auditiva, visual..), la asociación tiene programadas diferentes líneas de actuación. Entre ellas, atención y asesoramiento social, apoyo psicológico a través de terapia individual y grupal, acompañamiento en casos de violencia, creación de redes de apoyo, talleres dirigidos a fomentar el empoderamiento, conferencias, actividades sociales y grupos de trabajo.

Nuestro objetivo es promover y defender los derechos de mujeres y niñas con discapacidad” define Marta Bescós, técnica social de Amanixer. Además, incluyen a mujeres cuidadoras de personas con discapacidad. El primer paso para las interesadas, es acercarse presencialmente a la sede o informarse por teléfono. Allí, el personal de la asociación atenderá a la usuaria y según sus necesidades, se le ofrecerán programas para su caso personalizado. “Sea cual sea su situación social, puede acudir a nosotras” precisa Bescós. 

La atención se realiza en colaboración con Afda (Asociación de Trastornos Depresivos de Aragón) que presta servicios de terapia psicológica y asesoría sobre sexualidad. “Si detectamos que necesita apoyo psicológico, derivamos a Afda” explica la técnico.

 El único requisito es ser socia de Amanixer, que tiene un copago de 10 euros al año. Según el servicio, puede ser gratuito o tener un precio reducido. Su pretensión es que “ninguna mujer se quede sin terapia” asegura Bescós. Para los tratamientos de rehabilitación, las mujeres cuidadoras podrán solicitar las sesiones a Amanixer y aquellas discapacitadas físicas a DFA.

Cursos de empleo y próximos talleres

Además de los servicios de bienestar, las asociaciones intervinientes ofrecen talleres para mejorar la empleabilidad. Las sesiones sobre cómo afrontar una entrevista, hacer un currículum o técnicas digitales para la búsqueda de empleo son las más demandadas. Por otro lado, se trabajan habilidades prelaborales y formación de género, de forma grupal e individual.

Amanixer, en colaboración con Afda, prevé próximos talleres este mes, donde podrán apuntarse mujeres con y sin discapacidad. Los días 19 y 26 tendrá lugar una sesión sobre Suelo Pélvico, impartido por la fisioterapeuta Elena Castelló, para prevenir alteraciones ginecológicas, urinarias, obstétricas, digestivas y sexuales.

Etiquetas