Huesca

OJO AVIZOR

Ramón Buetas: "Este Paseo de la Poesía es una invitación a amarse a uno mismo"

Pueyo de Araguás disfruta desde junio de una ruta que rescata a grandes autores de la historia 

Ramón Buetas, vecino de Pueyo de Araguás e ideador del Paseo de la Poesía, contempla el paisaje entre los poemas de Quevedo y Bécquer.
Ramón Buetas, vecino de Pueyo de Araguás e ideador del Paseo de la Poesía, contempla el paisaje entre los poemas de Quevedo y Bécquer.
S.E.

Leer, ver, oír y sentir. El silencio, la poesía y los paisajes son los protagonistas de este paseo por las calles de Pueyo de Araguás. La belleza y la ausencia de ruido se imponen al alboroto de lo cotidiano en cada mirador, plaza y calle del municipio.

Un recorrido de tres tramos te invita a conocer el pueblo y el entorno de la Peña Montañesa de una manera diferente: sumergiéndote en la magia de la poesía. Un total de 15 poemas grabados en placas se distribuyen en cada ruta según la temática. El amor y desamor, en palabras de Pablo Neruda, Mario Benedetti; la naturaleza y el sentido de la vida recordando la elegía de Jorge Manrique, y el más puro sentimiento a través de Rosalía de Castro, Antonio Machado o Federico García Lorca. Se trata de un camino por los grandes poemas de la literatura española y latinoamericana, desde la lírica medieval hasta la contemporánea.

Cada una de esas placas es una oportunidad para evadirse y disfrutar de la lectura de una joya literaria, acompañados de silencio y paisajes para recordar.

Un visitante contempla el paisaje en el tramo de la Generación del 98.
Un visitante contempla el paisaje en el tramo de la Generación del 98.
S.E.

Esta iniciativa, pionera en España al contemplar un recorrido histórico y temático, surgió de la idea de Ramón Buetas, vecino de Pueyo de Araguás y amante de la poesía. El objetivo era crear una fórmula que acercase la literatura al vecindario y visitantes a la par que permitiese mostrar la belleza del entorno.

Cuando esta idea primigenia tomó forma, Buetas la trasladó al ayuntamiento y éste aceptó sin dudarlo. “Desde el primer momento se mostraron muy predispustos. El primer paso fue definir el número de poesías que cabían en los miradores, planear su diseño y seleccionar los poemas. A partir de aquí, nos pusimos manos a la obra” relata Buetas. El presupuesto para acondicionar los miradores y grabar las placas no alcanza los 3.000 euros. Para su ejecución, el proyecto cultural ha contado con la participación del Ayuntamiento de Pueyo de Aragúas, Diputación Provincial de Huesca y el Gobierno de Aragón.

Seleccionar 15 poesías representativas de la historia por etapas, desde la EdadMedia hasta la actualidad, es una ardua tarea. Santiago Benito, periodista y estudioso de la poesía, participó en la primera criba. “Es complejo elegir tan sólo 15 poemas. Hemos dejado fuera a otros autores importantes. Sin embargo, la selección ha sido consensuada por grandes profesionales de la literatura” comenta Buetas. Entre estos, grandes mujeres de la historia. “Aunque sólo hay una mujer- Rosalía de Castro-ocupa el lugar preferente de la visita al pueblo. Se trata de una plaza con un mirador impresionante” explica Buetas.

El silencio, potenciador de los sentidos

Cuenta Ramón Buetas que la ausencia de ruido durante su infancia y adolescencia por las calles Pueyo de Araguás es uno de los recuerdos más lúcidos que habitan en su memoria. “Pasear por el pueblo y sentir constantemente el silencio da respeto. Resulta paradójico, éste puede ser muy positivo, pero si sólo se tiene silencio puede llegar a ser aterrador” confiesa.

José Ramón Lafuerza, Javier Lambán, Antonio Broto,  y Jesús Buetas.
José Ramón Lafuerza, Javier Lambán, Antonio Broto, y Jesús Buetas.
S.E.

Por este motivo, Ramón planteó que el recorrido comenzase con un poema que reflejara de alguna manera esa vivencia: “Silencio, acompáñame”. Comenzó a escribirlo en pandemia, en medio de un contexto complicado y lleno de incertidumbres, recordando todas aquellas emociones vividas en el pueblo. “En silencio se admira mucho mejor la belleza, se entienden mejor las cosas y se siente más” valora Buetas.

Precisamente por esto, se recomienda al visitante transitar la ruta acompañado del silencio, detenerse en cada verso y contemplar la naturaleza. Otra de las intenciones de esta ruta, es que el público se encuentre con su yo interior.“Es una invitación a que uno se ame a sí mismo y a los demás. Una llamada a ser feliz y vivir el presente”.

Al terminar de transitar la calle interior, el caminante continúa en dirección a la calle norte, donde le espera un mirador con unas vistas de ensueño.

“Soñé con que tu me llevabas por una blanca vereda, en medio del campo verde, hacia el azul de las sierras, hacia los montes azules, una mañana serena” reza el inicio de un poema de Antonio Machado. Sus versos guardan paralelismo con las imágenes que el visitante puede contemplar en ese mismo momento. Este tramo pertenece a la ruta que dirige a la Peña Montañesa, resumido en sensaciones y sentimientos.

La nostalgia y el recuerdo de aquello que ya no está se manifiesta en los versos de Rosalía de Castro, precursora de la poesía española moderna y existencialista: “Si imagino que te has ido, en el mismo sol te asomas, y eres la estrella que brilla, y eres el viento que sopla” reza un extracto de su poema.

El final del paseo está dedicado a Juan Gelman, escritor argentino. Se trata de un epitafio breve donde refleja cómo quería que le recordasen.

Como éstos, otros autores más de la talla de Miguel Hernández o Gustavo Adolfo Bécquer en un tramo dedicado a las sensaciones.

La idea es que el visitante finalice el recorrido en la plaza, donde se incluyen tres poemas de amor. “Queremos que acaben la visita con una sensación de satisfacción al haber visto, leído y sentido. Descubrir la poesía de esta forma y contemplar la naturaleza tan tremenda de la que disfruta este pueblo, donde se puede alcanzar a ver los montes y la Peña Montañesa....es un compendio absolutamente mágico” expresa Buetas. En este último tramo comparten espacio Mario Benedetti, Pablo Neruda y Anchel Conte. La inclusión de Conte, natural de Alcolea de Cinca, es un guiño al valor de la cultura aragonesa. “Tiene un vínculo especial con la comarca de Sobrarbe”. Doctor en Historia, periodista, escritor y profesor, marcó un antes y un después en su etapa en el instituto de Aínsa, por recuperar los bailes típicos de la zona y la lengua aragonesa. “Su forma de educar fue absolutamente innovadora” resalta Buetas.

Voces que guian tu camino, un paso más allá

Este Paseo de la Poesía, inaugurado en junio de este año, ha incorporado una novedad. El visitante podrá vivir la experiencia acompañado de una voz sugerente a lo largo del camino.

Se trata de tres podcasts, a los que el usuario podrá acceder a través de un código QR o bien, en la página web del Ayuntamiento de Pueyo de Araguás (https://elpueyodearaguas.com/). Las voces de dobladores profesionales guian el camino del oyente introduciéndole en la historia de la poesía, de los autores y su contexto, además de dejarse llevar por la versión recitada.

“La gente viene de propio al pueblo a leer en el mirador una o dos horas” cuenta Buetas. Javier Lambán, presidente del Gobierno de Aragón, también quiso acercarse hasta el municipio para conocer el proyecto y vivir la experiencia. La voluntad del Ayuntamiento es que esta iniciativa perviva para siempre.

“Si conseguimos acercar la poesía a los turistas que nos visitan y les ayudamos a reflexionar sobre a dónde vamos o el valor de nuestro entorno, habremos dado un paso gigantesco” expresa Ramón Buetas.

Sin duda, este Paseo de la Poesía ha resultado ser “ese ramos de rosas frescas” que faltaba en Pueyo de Araguás.

Una iniciativa inédita a nivel nacional, en su intento de acercar la literatura al público e invitarles a ser felices. “Este proyecto me ha permitido devolver a mi pueblo todo lo mucho que me aportó, esto es, la humildad, la discreción, la solidaridad o el sacrificio. Tanto a mi como a todos los que nos fuimos el año 80 a la universidad nos daba casi vergüenza decir éramos de pueblo porque todo era barro, sin saneamiento, sin teléfono. Ahora, gracias a los que se quedaron y al trabajo del ayuntamiento y las instituciones es un lujo volver. Ahora podemos presumir de pueblo.” concluye Buetas. 

Etiquetas