Huesca

AYUDAS

Joaquín Almerge: "Todos los días del año se recoge o se entrega ropa"

La Sociedad San Vicente de Paúl gestiona ‘El Ropero’ entrega prendas a quienes la necesitan

Asociación San Vicente de Paúl, en la calle San Lorenzo.
Asociación San Vicente de Paúl, en la calle San Lorenzo.
A.C.

Cazadoras, zapatillas, bufandas, pantalones, enseres... Todas estas prendas son las que se recogen en la Sociedad San Vicente de Paúl de Huesca para las personas en situación de vulnerabilidad desde 1852. Joaquín Almerge, técnico de la asociación, muestra cómo se trabaja y se organiza ‘El Ropero’.

El proceso que se realiza a la hora de entregar la ropa a las familias o personas que lo necesitan es sencillo. En primer lugar, se debe llevar un control. El requisito principal y primordial es presentar el carnet de identidad junto al libro de familia o volante de convivencia. Mientras que para la elección del tipo de prendas no hay ningún obstáculo, en el límite de prendas sí lo hay; “nos encantaría no tener un tope, pero sería inviable” aclara.

Las personas o famlias que tienen la oportunidad de recoger ropa de la asociación pueden ir una vez cada tres meses.

A pesar de la crisis, la asociación no está viéndose afectada en cuanto al vestuario, la población “colabora todos los días del año”, asegura Almerge. Los vecinos de Huesca cooperan en gran medida con la asociación y con el proyecto en concreto. “Incluso cuando no estamos abiertos tenemos ropa en bolsas detrás de la verja” relata.

Ropa más demandada

Con la llegada del cambio de armario y con el fin de poder ayudar a familias que lo necesitan, lo que más se prioriza en este centro es “la ropa de niño, en el rango de edad de 4 a 15 años, es lo más escaso” y, aunque “no deja de haber nunca, no hay tanta abundancia como, por ejemplo, en la ropa de adulto”. Almerge explica que debido al mayor desgaste que lleva la ropa infantil, las y los niños tiene una necesidad mayor a la hora de vestir.

Al estar cerca el invierno, el técnico anima a la gente a depositar más ropa de abrigo, mantas, sábanas, bufandas, jerséis... Todas aquellas prendas fundamentales para pasar la estación más fría del año.

Este programa de emergencia social cuenta con unos horarios establecidos a la hora de organizar la labor humanitaria que se realiza en “El Ropero”, que se lleva a cabo los lunes, miércoles y viernes, de 10:30 a 12:30 horas para las personas que necesiten algo de ropa. Los voluntarios recolectan los artículos donados, los clasifican y los distribuyen.

En cambio, las personas que deseen abastecer con ropaje a la agrupación pueden hacerlo en horario de lunes a viernes de 10:00 a 13:00 horas.

La asociación de San Vicente de Paúl se encuentra en la Calle San Lorenzo, número 56, perteneciente al barrio de San Lorenzo.

Almerge tiene claro que ”este trabajo no puedes hacerlo forzado, ayudar a los demás te tiene que salir del corazón”.  

Etiquetas