Huesca

RECOMENDACIONES

Las tres mejores rutas por Huesca si eres 'runner'

La ciudad cuenta con varios circuitos al aire libre para salir a correr, tanto si se es principiante o se tiene más experiencia en este deporte

La zona baja del cerro de San Jorge es la más idónea, dentro de la ciudad, para quienes se inician en el 'running'.
La zona baja del cerro de San Jorge es la más idónea, dentro de la ciudad, para quienes se inician en el 'running'.
Pablo Segura

La capital altoaragonesa se presenta como una ciudad cómoda y acogedora para vivir, y entre las características que hacen de Huesca un lugar con una buena calidad de vida está lo accesible que resulta el poder practicar deporte, al contar con espacios naturales e instalaciones para poder realizar un gran abanico de actividades deportivas tanto al aire libre como a cubierto.

Pero, ¿y si lo que se busca es salir a correr? Ahí, Huesca da opciones, pese a no ser muy extensa en superficie -161 km2-, al contar con zonas dentro del propio núcleo urbano así como en las próximas a este.

Para quienes quieren aventurarse, como principiantes, en el mundo del ‘running’ hasta para quienes tienen un nivel avanzado y buscan una escapada con algo más de complejidad. Huesca dispone de un gran número de áreas verdes, cuyos entornos además ofrecen paisajes dignos de observar.

Hablando de salir a correr, Roberto Dieste ‘Berti’, director del Club Atletismo Intec - Zoiti Huesca desde hace 47 años, recomienda tres tipos de salidas por la ciudad, en función de la experiencia que se tenga con esta práctica deportiva.

Camino de la ermita de Loreto.
Camino de la ermita de Loreto, una opción para quienes prefieren una ruta con mayor complejidad.
Pablo Segura

Diferentes opciones según la experiencia

Para empezar y adentrarse en este deporte, se recomienda algo más “sencillo y práctico”. La mejor opción, según el director del club de atletismo oscense, es dar vueltas al cerro de San Jorge por la zona baja, sin tener que hacer cuestas ni escaleras para no sumarle ninguna dificultad. Una actividad sencilla y un lugar idóneo para una primera toma de contacto con este deporte. “La vuelta al cerro son 800 metros, cada persona haría las necesarias dentro de sus posibilidades”, recalca.

Para quienes tienen ya algo más de experiencia como ‘runners’, la opción intermedia, según Roberto Dieste, podría ser el camino que lleva hasta la Ermita de Nuestra Señora de Salas, una elección “muy buena” para hacer un circuito por Huesca y alrededores. Un escenario perfecto para correr al aire libre a solo 1 kilómetro del centro de la ciudad.

En último lugar, un aficionado que quiera “introducir algo de dificultad y recorrido” a su carrera por Huesca, una ruta hacia la Ermita de Loreto resulta una alternativa idónea para despejar la mente. A tan solo tres kilómetros de Huesca, su comienzo se encontraría en las inmediaciones del camping de San Jorge. Para el regreso, Berti recomienda hacerlo por la Alberca de Cortés, resultando así una salida más compleja y duradera que las anteriores.

Dentro de la ciudad se cuenta igualmente con opciones para salir a correr, desde la zona más a las afueras de la urbe hasta los parques en el centro de la ciudad. Uno de los más frecuentados para las y los corredores es el parque Miguel Servet, que cuenta, en sus cerca de 7 hectáreas, con espacio suficiente, especialmente por los viales, para practicar este deporte, además de ofrecer un buen grado de frescura gracias a la abundante flora presente, el estanque y el lago para los cisnes, ocas y patos.

El deporte también proporciona felicidad

El 80 % de las personas valora tener buena salud física y emocional como uno de los aspectos prioritarios para tener una vida feliz, tal y como recoge el IV Estudio de Salud y Estilo de Vida de Aegon, de 2021.

El deporte al aire libre está lleno de ventajas, no sólo para el acondicionamiento físico, también para cuidar de la salud mental y asegurarse los beneficios de recibir buenas dosis de vitamina D y respirar aire puro.

Etiquetas