Huesca

meteorología

La Aemet avanza que la llegada del frío no se espera hasta noviembre

La Agencia Estatal de Meteorología descarta que nieve en la provincia este mes

Ciudadanos ayer con sus paraguas en el Coso.
Ciudadanos ayer con sus paraguas en el Coso.
D. A.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) descarta que el frío o la nieve hagan acto de presencia, por el momento, en el Alto Aragón, donde las precipitaciones también se están haciendo de rogar. Las primeras gotas de lluvia del mes de octubre cayeron ayer en la ciudad de Huesca dejando unos 6 litros por metro cuadrado que, la verdad, supieron a poco.

Pero aunque la jornada amaneció pasada por agua para sorpresa de los oscenses, el sol volvió a lucir a mediodía, echando por tierra las ansias de lluvia de una provincia amenazada por la sequía. Un pequeño amago a media tarde, hizo que los oscenses desplegaran de nuevo sus paraguas, que lucieron tan solo durante unos minutos.

El frío no llega y en Huesca ciudad se registró ayer una temperatura máxima de 25,3 grados. Para hoy la Aemet anuncia que los termómetros pueden subir hasta los 28.

Rafael Requena, delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Aragón, adelanta que los termómetros no caerán, al menos, hasta noviembre.

“No va a hacer para nada frío y además vamos a rozar otra vez los 30 grados esta semana. El tiempo está muy suave en cuanto a temperaturas, que puede que bajen un par de grados este fin de semana, y las precipitaciones son algo puntual”, comenta.

Explica que la situación actual es casi primaveral “e incluso, si me apuras, si hablamos de mínimas de 17 y máximas de 30, ya es un clima veraniego, prácticamente”. El experto valora que esta situación “es lo que hemos tenido y lo que vamos a seguir teniendo esta semana, independientemente de que llueva un poquito, que tampoco es que vaya a hacerlo mucho”.

También se refiere a la necesidad de lluvias que sufre actualmente Aragón y el resto de país, con las reservas hídricas de los pantanos a mínimos. “Lo que no es normal es que no llueva, eso es lo triste. Hay una borrasca al oeste de la península y todos los vientos son de componente sur y van de abajo a arriba, por tanto puede llover un poquito, pero lo significativo es que las temperaturas van a seguir toda la semana como en la anterior”, asegura.

Avanza a su vez que esta semana están previstas lluvias y un leve descenso de las temperaturas, “pero tampoco es que sea una cosa espectacular. El invierno todavía no va a llegar, vamos a seguir en un otoño benigno y caluroso. No se vislumbra una entrada fría, de momento”.

Así que Rafael Requena advierte de que todavía queda mucho otoño por delante y remarca que “del invierno y de esa nieve que tuvimos hace dos semanas en el Pirineo nos olvidamos. En los últimos días no ha helado ni en los refugios a más de 2.000 metros de altura. Hace fresco, lógicamente en las zonas altas, pero no hay nieve en perspectiva y precipitaciones, pocas”. Esta situación, añade, es lo que se conoce como la “nueva normalidad”. “Lo que está pasando es que octubre se está pareciendo más a septiembre, noviembre más a octubre... El verano se va alargando y el problema es que esto ya empieza a ser normal”, plantea. Las previsiones de la Aemet para esta semana anuncian de nuevo lluvias en Huesca capital a partir de las 12:00 horas de mañana miércoles. Las precipitaciones se extenderán hasta el domingo, al parecer, sin demasiada intensidad.

Etiquetas