Huesca

VIVIENDA

Los universitarios apuestan por Huesca

Varias de las residencias universitarias superan el 95% de su ocupación total

Las posibilidades de encontrar habitación han disminuido con el cierre de la Residencia Ordesa.
Las posibilidades de encontrar habitación han disminuido con el cierre de la Residencia Ordesa.
Verónica Lacasa.

La ciudad de Huesca cuenta con numerosas residencias universitarias, las cuales, curso tras curso, gozan de una gran demanda para su ocupación. En multitud de casos podría decirse que es total, algo que refleja la dificultad que viven muchos estudiantes a la hora de lograr una habitación antes del comienzo de las clases.

En números, vivir en una residencia universitaria de la capital cuesta una media de 518 euros si se trata de habitaciones individuales, mientras que la media de las dobles se reduce a 495 euros. Cabe la posibilidad de encontrar habitaciones desde 205 hasta más de 700 euros, en un amplio abanico que, dependiendo de la condición social y económica de la que goce el estudiante o su familia, puede ser más o menos accesible. Vivir lejos de casa no solo supone pagar un alquiler, puesto que a ello hay que añadirle vestimenta, alimentación, ocio y, en muchos casos, la educación tras el pago de una matrícula universitaria.

Es el caso de Nuria Solevilla, estudiante del grado Nutrición Humana y Dietética en la capital oscense. Ella es de Belver de Cinca y reside en el Colegio Mayor Ramón Acín, donde paga alrededor de 700 euros por una habitación individual, servicio de limpieza y servicio de desayuno, comida y cena. Sumado al resto de necesidades básicas “probablemente rozo los 900 euros de gasto al mes”, explica. Miguel Yagüe, otro universitario en dicha residencia aunque originario de Calatayud, paga alrededor de 680 euros en una habitación doble y más de 700 en gastos totales mensuales.

Menos posibilidades

Ambos aseguran que no tuvieron excesiva dificultad para encontrar acomodo en una residencia, a pesar de que han estado muy solicitadas durante todo el verano. Por ejemplo, la Residencia Misioneras de Huesca, que cuenta ahora mismo con 63 universitarias, tiene todas las habitaciones individuales al completo porque “es lo que más se demanda”. Sor Mercedes explica que “hemos notado una mayor demanda durante este último año respecto a los anteriores”, un hecho que también afirma María Victoria, directora de la Residencia Santo Domingo. Con todo completo, ha habido casos en los que “llamaban familias de manera desesperada, hasta plateándose dejar la carrera porque no encontraban habitación”, destaca. Además, en su caso, debido al aumento del precio de la luz y otros elementos, se ha visto obligada a hacer “una subida del precio de las habitaciones de un 2%, pasando de 580 a 600 euros”.

Parte de esas dificultades que existen entre los estudiantes se debe al reciente cierre de la Residencia Ordesa, una de las residencias más emblemáticas e históricas de la ciudad. Sus instalaciones podían dar servicio a 40 jóvenes, aunque “dábamos servicio a 30 para ofrecer una mayor comodidad”, tal y como asegura Felipe Moreno, el que fuera director de la Residencia Ordesa durante casi 30 años.

En el mundo del alquiler también existen dichas dificultades ante la escasa oferta y la alta demanda, algo que trata de remediar la Universidad de Zaragoza por medio de su Bolsa de Pisos. Se trata de un espacio que tiene como finalidad ser un punto de encuentro entre propietarios y estudiantes interesados, donde aparecen multitud de ofertas para ellos. Un sistema abierto y activo durante todo el año. Todo ello, más allá de los tradicionales tablones físicos que se encuentran expuestos en las diferentes facultades, como en la de Empresa.

En líneas generales, la capital altoaragonesa cuenta con diversas posibilidades para universitarios, y entre ellas numerosas residencias se han convertido en un pilar clave. Al igual que ello, la llegada de una pandemia y el incremento de los precios ha dificultado más su situación, en la que la capacidad de adaptación a la actualidad se ha convertido en algo fundamental para poder cumplir cada objetivo personal. Los universitarios siguen eligiendo Huesca, pero con más obstáculos por superar ante los nuevos tiempos.

Etiquetas