Huesca

empresas

Acuerdo para dar una segunda vida a 70 toneladas de posos de café de las máquinas de vending

Esta materia prima pasará directamente al proceso de fabricación de abono ecológico 

Firma del acuerdo entre las dos empresas.
Firma del acuerdo entre las dos empresas.
S. E.

Defeder, la empresa de oscense especializada en el desarrollo de productos ecológicos para la agricultura y alimentación anima y Eboca, especializada en máquinas de vending de café, han llegado a un acuerdo de colaboración para que los posos del café pasen a ser abono ecológico y no terminen en la basura. En España, señalan desde estas empresas en un comunicado, se generan, al año, alrededor de 20 millones de toneladas de posos de café de los cuales aproximadamente 70 toneladas son producidas por las máquinas de vending de Eboca.

Además, gracias a la certificación de café ecológico que tiene el café Eboca, esta materia prima pasará directamente al proceso de fabricación de abono ecológico de Defeder en sus instalaciones de Monzón.

La fortaleza de los posos de café como subproducto para la fabricación de abono ecológico es que éstos pueden ser incorporados prácticamente de forma inmediata en el proceso de fabricación. Otros subproductos como el estiércol deben esperar entre 3 y 8 meses almacenados para poder ser utilizados.

Según Joaquín Saila, gerente de Defeder “más que por la alta cantidad de nutrientes que aportan, los posos de café actúan como desinfectante con sus ácidos y materia orgánica. Dejan el terreno esponjoso para que al aplicar cualquier otro producto se facilite la activación del mismo”. Los ácidos húmicos y fúlvicos además de la propia materia orgánica de los posos de café sirven para mejorar la estructura de los abonos producidos por la compañía.

Desde Eboca comentan que “este proyecto será algo muy positivo. La percepción de la  mportancia y necesidad de cuidar el medio ambiente está en nuestro día a día y seguro que si una persona conoce que ese café que se está tomando tendrá una segunda vida y no generará residuo será muy positivo. Se cierra el círculo desde la propia plantación del café hasta que vuelve a la tierra para nutrir más plantas. 

Este proyecto es pionero y estamos convencidos de que los clientes valorarán este esfuerzo que se va a realizar con el fin de dar una segunda vida a un producto que hasta hoy se desechaba”.

El objetivo es que este proyecto sirva de ejemplo en el sector del vending e incluso de la hostelería, que marque el rumbo a seguir y que los posos de café se pongan en valor. La recogida de posos de café debería ser una prioridad por el volumen de éstos que se genera a diario en nuestro país y sería muy interesante que otras zonas y empresas tomaran el testigo e iniciaran también proyectos de este tipo.

Etiquetas