Huesca

Preocupación en el sector panadero por la subida de los costes

Cambios en los hábitos de compra y la falta de relevo generacional empeoran la situación

Los fabricantes de pan de la provincia salen este miércoles a la calle
Preocupación entre productores.
S.E.

La Asociación de Panaderos de la provincia de Huesca ha trasladado la preocupación del sector por el incremento de los costes de energía y materias primas y alerta de la falta de relevo generacional. Una realidad que vive el sector junto a los cambios en los hábitos de compra de los ciudadanos tras la pandemia.

El incremento de los costes de la energía, de los carburantes y de las materias primas que emplean para la elaboración de sus productos es uno de los quebraderos de cabeza de este gremio, que además acusa falta de profesionales. Así lo ha expuesto el presidente de la Asociación de Panaderos de Huesca, Fernando Oliván, quien ha asegurado que nadie sigue los negocios que dejan los panaderos que se jubilan. “Se cierran las persianas y no se sigue con el negocio, no hay relevo generacional y es que aunque este negocio tenga sus cosas que no gusten mucho, como tener que madrugar o trabajar en fin de semana, otros tienen sus inconvenientes también”.

Por otra parte, en los últimos años el sector ha experimentado cambios importantes en el hábito de compra. Desde la pandemia han visto que las ventas del producto se mantienen, pero hay cambios en los horarios de compra y en las cantidades. En este punto, ha dicho que “hemos visto como ahora las jornadas laborales son largas, motivado en parte por el horario continuado de los colegios”, además “con la pandemia, la gente compraba pan para toda la semana y algunos de los hábitos se mantienen”. Este sector trabaja con materias primas tradicionales y no tienen capacidad para competir con grandes distribuidoras, ha lamentado Oliván.

Valencia, Málaga o Guadalajara. Son algunas de las ciudades que han protestado recientemente por el incremento general de los precios. El sector panadero a nivel nacional pide al Gobierno de España “medidas inmediatas”, como la doble consideración de sector esencial y de actividad electrointensiva. Reivindican que el pan “es un elemento básico de la cesta de la compra” y por ello, debe ser considerado como servicio esencial, como lo fue en pandemia. 

Etiquetas