Huesca

educación

Unita avanza hacia la alianza europea de universidades

La Universidad de Zaragoza junto a centros de Portugal, Italia, Francia y Rumanía forman esta alianza, que se presentó ayer en el campus oscense

Representantes de universidades europeas, ayer en el Unita Day, en el Campus de Huesca.
Representantes de universidades europeas, ayer en el Unita Day, en el Campus de Huesca.
Pablo Segura

“Al igual que Europa es una alianza de países, que haya una alianza de universidades”. Con este propósito Unita, la alianza de universidades europeas en zonas de montaña, avanza hacia la idea de una gran universidad para Europa, “una especie de supra universidad, desde la que competir con las universidades estadounidenses, australianas, canadienses, británicas o japonesas, muy potentes y con mucha financiación privada”.

Kermit Macpherson, director técnico de la Oficina Unita en la Universidad de Zaragoza, ha explicado durante una jornada informativa -que tuvo lugar en Escuela Politécnica Superior del campus de Huesca- el propósito de esta alianza (nacida bajo el amparo de la Comisión Europea) entre seis universidades, entre las que se encuentra, además de la Universidad de Zaragoza, las universidades de Turín, en Italia (y que actúa como coordinadora), las de Pau y Saboya Montblanc en Francia, la del Oeste de Timisoara en Rumanía y la de Beira Interior en Portugal.

Seis instituciones universitarias, aunque se espera que sean diez en la segunda fase del proyecto, prevista de 2023 a 2027. “Si vamos a la segunda fase, que esperemos que sí, seremos 10, pues se sumaría el Instituto Politécnico de Guarda (Portugal), la Universidad Pública de Navarra, la de Brasov y una más italiana”.

Temas en común

Zonas periféricas, un poco abandonadas por el impulso del desarrollo de los gobiernos centrales respectivamente”; problemas comunes, como la falta de agua u otro de carácter agrícola, que se dan en las zonas donde se ubican estas universidades, “todas en el sur de Europa, en lugares próximos a zonas fronterizas, de países donde se hablan lenguas romances y muy implicadas en el ámbito rural”, son algunas de las características comunes a las integrantes de esta alianza, según Macpherson.

Por el momento están trabajando en tres áreas de conocimiento -economía circular, energías renovables y gestión y explotación del patrimonio cultural, aunque también aspiran a abrir algunas nuevas, para esa segunda fase, en cuyo proyecto ya están trabajando.

Todo a través de proyectos académicos, como los centrados en temas lingüísticos a través de la intercomprensión, que busca el entenderse “los unos con los otros sin necesidad de utilizar otras lenguas, algo que potenciamos mucho entre los propios estudiantes para facilitar la movilidad”; pero también a través de la investigación, para “que haya grupos comunes”, o para que “se pueda conocer y compartir el uso de las instalaciones científicas”, o a través de lo que han denominado ‘matching events’, “donde los investigadores de estas tres áreas, se reúnen, se exponen los temas en los que están trabajando para buscar afinidades y posibles proyectos de colaboración”.

O mediante la movilidad rural, un programa de la propia Universidad de Zaragoza de prácticas no curriculares, que con fondos del Ministerio de Universidades, se potencia la recepción de estudiantes que van a las áreas rurales de Aragón, a “pequeñas asociaciones, ayuntamientos, oficinas de turismo, pequeñas empresas, durante seis semanas en verano”.

El proyecto es ambicioso, tanto que aspiran a la integración de todos los sistemas informáticos, “algo muy importante, que nos va a costar mucho trabajo, dinero y esfuerzo, porque son distintos, pero que necesitamos compartir”, explica Macpherson. Por el momento, ya han trabajado un “mapeo total de todas las titulaciones con sus asignaturas, un trabajo ímprobo”, explica el director técnico.

En este tiempo hasta 2027 se quiere que la alianza llegue “a ser sostenible, y “que pasado este periodo, en el caso de que no hubiese financiación europea, lleguemos a tener nuestros propios medios”, explicaba Macpherson. Para ello se está trabajando en crear una entidad legal -que se llamará Unita-, desde la que se podrá optar a otro tipo de financiación, pero desde la que también se tiene la pretensión de lanzar titulaciones conjuntas. 

Etiquetas