Huesca

PREMIOS PYME 2022

Agropal cumple 30 años de actividad sostenible en el sector agroganadero

Banco Santander y Cámara han reconocido la trayectoria de la empresa oscense con el Premio Pyme Sostenible

La empresa Agropal S.L. cumple 30 años de actividad.
La empresa Agropal S.L. cumple 30 años de actividad.
S. E.

Producir alimentos y hacerlo de manera sostenible. Ignacio Almudévar, director general de Agropal S.L. tuvo claro desde el primer momento el qué y el cómo. El proyecto empresarial comenzó enfocándose en nutrición animal, más tarde se amplió a sanidad animal, instalaciones ganaderas, bioseguridad y gestión ambiental, el último departamento incorporado.

La empresa oscense cumple 30 años de ejercicio activo, con resultados positivos en cada uno de ellos y sumando prestigiosos reconocimientos. Durante el ejercicio de 2021, la facturación alcanzó su récord, 23 millones de euros, el triple que en 2009, cuando recibieron el Premio Empresa Huesca. En el curso 2020-2021, Agropal. S.L logró la distinción de empresa cepyme 500, un proyecto que reconoce cada año a las 500 empresas nacionales líderes en crecimiento, en base a ratios económicos como la facturación, crecimiento sostenibilidad, tamaño y rentabilidad.

El último de los reconocimientos fue el Premio Pyme Sostenible, concedido el pasado octubre por la Cámara de Comercio de Huesca y el Banco Santander, en colaboración con la Cámara de España y DIARIODELALTOARAGÓN. Su compromiso con el medio ambiente es uno de los pilares que fundamenta los valores de esta empresa. Tanto es así que incorporan nuevos proyectos verdes, como la instalación de placas fotovoltaicas. “Estamos muy satisfechos con el resultado. El mes de agosto fuimos sostenibles al cien por cien”, cuenta Almudévar, quien apuesta cada vez más por el uso de energías renovables, una decisión que recomienda al resto de empresas del sector.

Agropal ha recibido el pasado octubre el Premio Pyme Sostenible, concedido por la Cámara de Comercio de Huesca y el Banco Santander, en colaboración con la Cámara de España y DIARIODELALTOARAGÓN.
Agropal recibió el pasado octubre el Premio Pyme Sostenible, concedido por la Cámara de Comercio de Huesca y el Banco Santander, en colaboración con la Cámara de España y DIARIODELALTOARAGÓN.
Pablo Segura

Ante los evidentes problemas de sequía y aumento de la temperatura provocados por el cambio climático, actúan minimizando los residuos y reciclando. Asimismo, Agropal S.L. reivindica sus tres ámbitos de responsabilidad social empresarial: medio ambiental, económica y social, “si fallas en uno de estos pilares, dejas de ser sostenible”, comenta. Esta empresa, concienciada con el medio ambiente, trabaja en filtros de aire entrante y saliente. Se trata de un mecanismo que permite que el aire que entra en la explotación ganadera quede libre de virus y otros agentes patógenos, al mismo tiempo que permite reducir las emisiones contaminantes del aire saliente.

Agropal S.L. trabaja dentro de un sector estratégico, por producir alimentos para una población mundial que va en aumento. Por su ubicación, “tenía muy claro que el sector primario en la provincia de Huesca iba a ser el que más desarrollo tuviera”, comenta Almudévar recordando los inicios. “Nació en 1992, en un momento de crisis económica muy fuerte. Pero estos momentos de crisis lo son también de oportunidad”, indica. Su pasión por la agricultura y la ganadería, formación y una proyección clara del futuro del sector han sido elementos claves para cumplir 30 años de actividad con resultados positivos. “Después de tantos años, seguimos con la misma ilusión que el primer día. Siempre existe un margen de mejora y el recorrido es infinito. Tenemos un gran reto por delante, que es seguir trabajando”, comenta.

El desarrollo del sector porcino en la provincia y en la comunidad aragonesa, “no ha recibido apenas ayuda pública”, todo ha sido en base a la iniciativa privada. Gracias al sector porcino, apunta Almudévar, se ha fijado población en las zonas rurales y el sector ha crecido en la región, “no sólo en cantidad, también en calidad”, expresa. Se calcula que en 1987 la producción porcina en granjas tenía una media de 13-14 lechones por cerda y año. Actualmente, esta cifra puede llegar a alcanzar los 40 lechones por cerda y año, es decir, la producción se ha multiplicado por tres. Este incremento, apunta Almudévar, se debe a la genética, investigación, bienestar animal y tecnología. En esta región, “se encuentran las grandes empresas integradoras del país en este sector”, afirma Almudévar, que recuerda que la mayoría de las explotaciones nominadas a los próximos premios Porc d’Or 2022, en Toledo, “son clientes nuestros y pertenecen a nuestra comunidad”.

Asimismo, durante la pandemia, demostraron su potencial logístico, con 3.700 metros cuadrados de naves, “damos una buena respuesta ante las situaciones de crisis”, indica. Su labor se extiende a la bioseguridad. En este sentido, el control de plagas y agentes patógenos para la producción animal “es esencial. Garantiza que los animales contraigan el menor número de enfermedades posible, con el fin de que éstos no consuman medicamentos. De esta forma se asegura la calidad alimentaria”, explica Belén Almudévar.

Tanto clientes como proveedores constituyen una parte vital del proyecto Agropal S.L. Más de 5.000 clientes en más de 1.100 municipios, de los cuales ha aprendido “de cada uno de ellos a lo largo de todos estos años” asegura. Su vínculo con los proveedores se traduce en sinergias y alianzas duraderas en el tiempo. En este sentido, Almudévar resalta la “fidelidad” para con ellos, y añade que: “nos alineamos con proveedores que busquen productos respetuosos con el medio ambiente”, esto es, algas marinas, nanotecnología, bienestar animal... El equipo humano es otro de los pilares de Agropal, “los que fueron y los que son”. El mérito, recalca Almudévar “es suyo. Yo he sido el director de orquesta, pero los trabajadores son los que transmiten día tras día la cercanía, confianza y profesionalidad que nos caracteriza a los clientes ”

Pasión por el sector

Agricultor desde los 10 años, Ignacio Almudévar creció aprendiendo la profesión desde casa. Estudió Ingeniería Técnica Agrícola y en 1987 se incorporó al mercado laboral, enfocado a la sanidad animal. En 1992, junto a su hermano, comenzó con el proyecto Agropal S. L., ampliando años más tarde las áreas de actuación. Belén Almudévar, licenciada en ADE, se incorporó a la plantilla en 2020. Se especializó en Sanidad y Producción Porcina y actualmente continúa aprendiendo de la experiencia de Ignacio y el resto de trabajadores.  

Etiquetas