Huesca

ESPECIAL CALEFACCIÓN

“Incertidumbre total” en el sector por la marejada de la economía

La guerra de Ucrania, la inflación y la falta de materias primas se suman a los problemas que causaba una muy acusada falta de mano de obra 

Los problemas en el suministro energético por la guerra de Ucrania, causa principal de las subidas.
Los problemas en el suministro energético por la guerra de Ucrania, causa principal de las subidas.
EFE

Una “incertidumbre total” sobrevuela sobre el sector de instaladores y mantenedores, que tampoco sale indemne del incremento disparatado de los precios de la energía de los últimos meses. Ricardo Arilla, presidente de la Asociación Provincial de Instaladores y Mantenedores de Huesca (Apehim), afirma que “todos” los males que están afectando a la economía están “causando un perjuicio grave” a este sector económico.

Arilla enumera algunos de esos factores: la guerra de Ucrania, los problemas en el suministro de materiales, “como pymes, la subida a nivel estatal de los impuestos”, y los incrementos en los precios de la luz, el gas, el transporte, las materias primas... “en todo”, por resumir.

La Asociación Provincial de Instaladores y Mantenedores de Huesca aúna desde hace unos años dos antiguas asociaciones: la de Electrotecnia y la de Fontanería y Calefacción. Suman entre ambas unos 400 asociados en toda la provincia altoaragonesa, una cifra que se ha mantenido bastante estable desde la unión.

Arilla advierte, un año más, de la falta de mano de obra, “cualificada y no cualificada”, y señala que esto, más la falta de relevo generacional en muchas empresas, “hace que muchas empresas no tengan continuidad y muchas se vean abocadas a la jubilación y cierre” conforme los profesionales lleguen a la edad de retiro y no hay quien tome el relevo.

“Poner en valor” el sector

“Formar un profesional no es cuestión de dos años”, subraya el presidente de la Asociación Provincial de Instaladores y Mantenedores. A su juicio, la desaparición de la figura del aprendiz causó y está causando verdaderos problemas al sector. “Ahora, el tema de los oficios no está bien visto por los jóvenes, que tienen otras expectativas más digitales pero no la de coger un alicate y ponerse a reparar”, declara. “Eso es un problemón y no se toman medidas”, añade Arilla durante la entrevista.

Ricardo Arilla, presidente de la Asociación Provincial de Instaladores y Mantenedores.que cuenta con unos 400 asociados entre electroctecnia y fontanería y calefacción.
Ricardo Arilla, presidente de la Asociación Provincial de Instaladores y Mantenedores.que cuenta con unos 400 asociados entre electroctecnia y fontanería y calefacción.
D.A.

El presidente de Apehim propugna, una vez más, porque “Administración, educadores, profesores, padres e incluso alumnos”, se sienten con el sector en mesas redondas para promover las enseñanzas de estos oficios ante la falta de mano de obra. “Estamos igual que los médicos y los enfermeros”, compara antes de advertir otra vez de que “en 6 u 8 años vamos a desaparecer muchas” empresas.

“Queremos poner el sector en valor. Un oficio, de lo que sea, es igual que tener la carrera universitaria o incluso mejor”, sostiene el presidente de la asociación provincial, quien califica a los profesionales de los oficios de “imprescindibles”.

Pero esa falta de mano de obra a la que se refiere reiteradamente hace que esté habiendo “listas de espera” para atender a los clientes. “No para las urgencias”, precisa, pero sí para los trabajos convencionales. “Y es por la falta de profesionales, pero que se da en todas las sectoriales, falta de todo absolutamente”, insiste.

En cuanto a la muy acusada subida de precios que estamos sufriendo, asegura el presidente de la Asociación Provincial de Instaladores y Mantenedores de Huesca que “a las empresas todos los gastos nos repercuten”. Por el momento, estos encarecimientos “no se han repercutido o se han repercutido en cifras muy pequeñas”, sin llegar a las de la inflación, pero avisa de que “al final tendremos que repercutirlos porque si se trabaja a pérdidas, no tiene salida y se debe cerrar”.

El presidente de Apehim enlaza estas subidas de precios con los incrementos salariales y explica que el convenio del sector, que se firmó antes de que la inflación se disparara y recogía subidas “razonables” (entre el 1,5 y el 2 %)”, tiene una cláusula pura de revisión del IPC, es decir, las alzas suben igual que la inflación y de manera retroactiva. “Nos vamos a ir en estos dos años (el pasado 2021 y el actual) a un incremento salarial del 15 %”, indica Arilla. 

Etiquetas