Huesca

EMPRESAS

Defeder refuerza su comercio exterior con su presencia en América Latina

La empresa de fertilizantes ecológicos destaca por un alarga trayectoria encaminada a la internacionalización y la inversión I+D+I

Las instalaciones de Monzón de Defeder Alcole apuestan por la modernidad y sostenibilidad.
Las instalaciones de Monzón de Defeder Alcole apuestan por la modernidad y sostenibilidad.
S. E.

Ofrecer fertilizantes cien por cien ecológicos y ecoviables a nivel global. La internacionalización es una de las firmes apuestas que la empresa oscense Defeder Alcolea llevó a cabo desde el mismo año de su creación, en 2008. Su visión, fue crear productos exclusivos para cada tipo de suelo y cultivo, con el fin de acabar con el problema de las tierras castigadas por el uso de productos químicos perjudiciales para el cultivo, y trasladar este compromiso por el medio ambiente a todos los rincones.

A su vez, Defeder lleva en su ADN el compromiso por la innovación aplicada a la sostenibilidad. Por ello, fue premiada recientemente con el reconocimiento a la Innovación y Digitalización en los Premios Pyme de la Cámara de Comercio de Huesca y el Banco Santander, en colaboración con la Cámara de España y DIARIODELALTOARAGÓN. Este galardón se suma a otros, como el Sello de Excelencia Categoría Bronce otorgado el pasado 8 de noviembre por el Gobierno de Aragón como reconocimiento al Compromiso con la Excelencia de acuerdo al modelo EFQM (European Foundation for Quality Management).

En materia de internacionalización, sus primeros pasos datan de 2009, cuando por primera vez exportaron sus productos a Europa. Hoy, Defeder tiene presencia en 20 países, distribuidos por Europa (Italia, Francia, Portugal y Países Bajos), Asia (Vietnam, Filipinas, Arabia Saudí) y África (Túnez, Libia, Costa de Marfil, Marruecos), entre otros. Este año, tras consolidar su liderazgo, Defeder se propone llevar la marca Aragón al mercado latinoamericano. En estos momentos, Joaquín y Raúl Sailas, gerentes de la empresa, estudian cómo introducirse en Perú y Chile, esto es, seleccionar correctamente los productos para dar comienzo a los registros. El 55 % de su producción se destina al comercio exterior.

Los últimos proyectos de I+D+i tienen que ver con la apertura de una nueva fábrica en Monzón en 2019, donde introdujeron un laboratorio I+D+i propio para analizar todos los productos entrantes y salientes de la empresa. “Además, gracias a nuestro invernadero podemos hacer nuestros propios ensayos en las instalaciones”, explica Raúl Saila.

El éxito de esta empresa, natural de Alcolea de Cinca, seguramente se deba a estas inversiones en innovación, además de apostar por el desarrollo de las TIC, marketing digital y redes sociales. Su crecimiento se evidencia en los datos. En 2013 facturaron 2 millones de euros. 9 años después, la empresa cerrará el ejercicio rondando los 50 millones de euros. En cuanto a su producción, de fabricar cerca de 40.000 toneladas en 2016, en 2021 ha incrementado su producción a 140.000 toneladas. Como resultado, Defeder cuenta con clientes más que afianzados; “cuentan con nuestros productos desde los inicios, confían en nosotros y nuestra empresa ha crecido con ellos”, indica Raúl.

Con respecto a su capital humano, la media de edad de sus trabajadores ronda los 34 años, todos ellos procedentes del campo de la química, biología, industria y ADE, fundamentalmente. “Captamos el talento humano de la provincia. Queremos darles la oportunidad de desarrollarse profesionalmente”, y añade que la plantilla “son profesionales jóvenes, preparados y con muchas ganas”.

La diversificación dentro de su sector, es otro de sus factores diferenciales. Sus productos se clasifican en fertilizantes y bioestimulantes, materias primas ecológicas para la agricultura y alimentación animal y aditivos complementos alimenticios. Sus fertilizantes ecológicos, en concreto, poseen un alto contenido en nitrógeno, oligo-elementos naturales y materias primas naturales y nobles, en su compromiso por crear productos sostenibles.

El balance final de este año es, para Joaquín y Raúl, “positivo”. “Ha sido un año complicado para todas las empresas, sobre todo por los costes energéticos y materias primas, pero, haciendo una valoración general, estamos satisfechos porque hemos conseguido llegar a los objetivos que nos marcamos para este año”.

De cara al próximo, Defeder Alcolea espera mantener la misma tendencia de crecimiento que han conseguido hasta ahora, aumentando el volumen de producción, clientes, seguir invirtiendo en I+D+i aplicado al campo y dar un paso más en el comercio exterior certificando la entrada a los países de América Latina.

Etiquetas