Huesca

NEGOCIACIÓN

Educación mejorará los horarios lectivos del profesorado aragonés

La jornada semanal de los docentes de Secundaria pasará de 20 a 18 horas y en el caso de los maestros de 25 a 23 horas 

Representantes de la Mesa Sectorial de Educación tras alcanzar el acuerdo.
Representantes de la Mesa Sectorial de Educación tras alcanzar el acuerdo.
D.G.A.

El Gobierno de Aragón y los sindicatos integrados en la Mesa Sectorial de Educación (CSIF, CGT, STEA, CCOO y UGT) han alcanzado este lunes un acuerdo que permitirá reducir y mejorar los horarios lectivos del profesorado a partir del próximo curso al objeto a fin de posibilitar el desarrollo de programas dirigidos a potenciar la calidad educativa.

Según informa el Gobierno de Aragón, el acuerdo ha sido suscrito con los representantes sindicales por el consejero de Educación del Ejecutivo regional, Felipe Faci, y la directora general de Personal de Educación, Olga Alastruey, tras un largo proceso de negociación que culmina con un acuerdo que "va a revertir los recortes que se aplicaron en 2012 y cuya aplicación repercutirá directamente en la mejora de la escuela pública".

El acuerdo hace referencia tanto al horario lectivo de los docentes como al personal mayor de 55 años, y se llevará a cabo en un periodo de tiempo que se desarrollará durante los tres próximos cursos escolares con el fin de conseguir reducir la jornada semanal de los docentes de Secundaria de 20 a 18 horas, y el de los maestros de 25 a 23 horas.

Así, durante el curso 2023-2024, el horario lectivo se reducirá en una hora, asignando 19 horas a los docentes de Secundaria y 24 a los maestros, mientras que para el de 2024-2025 la jornada bajará hasta las 18 horas para los primeros y a 23 para los segundos, "recuperando así las condiciones aplicadas antes de 2012", han destacado las fuentes referidas.

Otro de los acuerdos alcanzados con los sindicatos es la sustitución de horario lectivo por otro tipo de actividades académicas al que se pueden acoger de manera voluntaria los mayores de 55 años.

Esta reducción horaria se aplicará en función de diferentes tramos de edad – entre 55 y 57 años, entre 58 y 60, y mayores de 60 años– y se desarrollará en una orden del departamento.

Tras la reunión de la mesa sectorial, el consejero Faci, ha resaltado el "esfuerzo presupuestario" que deberá hacer el Ejecutivo aragonés para dar respaldo a estas mejoras, que ha asegurado no haber podido llevar a cabo antes debido a las dificultades y restricciones que afectaron al colectivo docente los dos cursos anteriores debido a la pandemia.

La puesta en marcha de esta medida no implicará una reducción del horario de trabajo de los docentes puesto que las horas lectivas son sólo las destinadas a atender de forma directa al alumnado.

La reducción de las horas lectivas permitirá al profesorado liberar de su carga de trabajo en las aulas para impulsar programas que el consejero ha considerado "necesarios", como una labor tutorial más individualizada, así como otros de equidad e innovación en la educación.

La jornada laboral del personal funcionario docente es la establecida con carácter general para el personal funcionario público, adecuada a las características de las funciones que desempeñan, aunque la jornada lectiva varía según las distintas comunidades autónomas.

En la actualidad, el profesorado aragonés de Secundaria tiene un horario lectivo de 20 horas semanales con carácter general pudiendo llegar excepcionalmente a 21 cuando la distribución horaria de cada departamento lo requiere, aunque debe permanecer en el centro un total de 30 horas semanales.

El resto de la jornada de trabajo, hasta las 37,5 horas semanales, son de libre disposición para la preparación de las actividades docentes, el perfeccionamiento profesional o cualquier otra actividad pedagógica complementaria.

Antes de los recortes presupuestarios aplicados en el año 2012 (que establecieron un mínimo de 20 horas lectivas con carácter básico), todas las comunidades autónomas tenían una jornada de 18 horas lectivas con carácter general.

El proceso que culmina con la firma de este acuerdo se inició en 2015, recién constituido el nuevo equipo de gobierno, cuando se firmó un acuerdo con las organizaciones sindicales (CSIF, CCOO y FETE-UGT) por el que se rebajaba el horario lectivo de 21 a 20 horas semanales, con el objetivo de ir reduciéndolo paulatinamente de forma negociada.

El sindicato CSIF ha valorado el acuerdo de redistribución horaria alcanzado ya que permitirá a los docentes disponer de más tiempo para atender a alumnado y a sus familias, preparar las clases o desarrollar programas educativos.

En un comunicado, este sindicato asegura estar "satisfecho" con un acuerdo alcanzado "después de ocho años de constante lucha en las mesas de negociación, en los centros y en la calle".

Por su parte, CGT ha valorado la reversión de los recortes aplicados en 2012 al sistema educativo, aunque ha lamentado que el acuerdo "llegue tarde".

En un comunicado, esta formación sindical advierte que su trabajo "no termina con este acuerdo, porque vamos a seguir peleando este curso por otras mejoras de la calidad educativa como la rebaja de las ratios y un aumento salarial".

Etiquetas