Huesca

25N-DÍA INTERNACIONAL PARA LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

Un día para salir a la calle a reclamar vidas sin violencias para las mujeres

En la concentración celebrada en la capital oscense se pidió, entre otras reivindicaciones, más educación y poner en marcha los protocolos locales

“Necesitamos mucha educación, desde edades tempranas; trabajar todas las instituciones, colectivos, asociaciones, representantes políticos y judiciales; hace falta formación en perspectiva de género, y esa sensibilización ciudadana que rechace las violencias machistas de forma clara y contundente, que no la ampare en ningún caso, que actúe desde la primera señal”, porque “si una mayoría actuáramos ante las primeras expresiones de esa violencia machista, no habría asesinatos”.

Así se ha expresado la Asamblea 8M Huesca minutos antes de dar inicio a la concentración, convocada ayer en la plaza de Navarra, por el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las mujeres.

Un día para salir a la calle “porque hay muchas mujeres que no pueden estar aquí. Buscamos la igualdad que merecemos como sociedad y si no nos unimos, no vamos a poder ver un mundo igualitario”, ha explicado Natalia que ha acudido a las 7 a la plaza. “Porque queda mucho por avanzar. Cuando no es a una misma, que te ha pasado algo, tienes siempre alrededor mujeres, amigas, de todas las edades, que han sufrido violencia de la que no pueden salir”, ha compartido por su parte Paqui.

Un acto que ha congregado a cerca de 250 personas -entre las que estuvieron presentes también entidades como Cadis Huesca y Amnistía Internacional-, en el que se ha recordado a las mujeres asesinadas en lo que va de año, siendo nombradas una a una y cada feminicidio representado con una esquela y un clavel blanco.

Desde la organización convocante se puso el acento en la necesidad de poner en marcha “los protocolos locales, una de las mejores herramientas que se tiene para trabajar la prevención, que implican trabajo en equipo entre instituciones y profesionales que atienden a las víctimas”, expresó Charo Ochoa, integrante de la asamblea.

En cuanto a la Estrategia Local contra la violencia de género, “creemos que va a haber un impulso importante, porque se acaban de aprobar las estrategias contra las violencias de género de las comunidades autónomas. Esto va a facilitar que la estrategia local (en Huesca), parada desde hace unos cuantos años, llegue a buen fin y mejore sustancialmente a la anterior, porque había lagunas y deficiencias”. También se ha reclamado más “coordinación entre quienes atienden a las mujeres víctimas y quienes trabajamos la sensibilización”.

En el acto, mujeres afganas refugiadas que residen en Huesca -madre e hija- han leído un poema en farsi y han compartido una canción, con la que expresaron la resistencia de las mujeres afganas a esa privación de derechos que sufren desde la vuelta del régimen talibán.

En el manifiesto se pidió que “las medidas (que recoge la ley de Garantía Integral de Libertad Sexual) sean puestas en marcha lo antes posible con presupuesto suficientes” y se exigió “al Gobierno y al Poder Judicial que resuelvan cuanto antes la jurisprudencia -en relación a la rebaja de condenas en aplicación de la nueva norma- y cierre la disparidad de enfoques manifestados”. Al termino de la lectura del manifiesto, la plaza de Navarra pasó a reclamar, en voz alta: “Ni una menos, vivas y libres nos queremos”

Porque "es muy importante seguir saliendo a las calles, reivindicar nuestros derechos, porque seguimos estando expuestas", ha compartido Noelia, otra joven que ha acudido a la concentración, "después de tantos años que hace que tenemos la ley de 2004, sigue habiendo asesinatos. Es necesario seguir sensibilizando a la población".

Etiquetas