Huesca

TRIBUNALES

"Nos contó que tenía miedo de su padre y que no quería que volviese a pasar lo que ya le estaba pasando"

El acusado de agresión sexual a su hija y maltrato a su exmujer ha negado los hechos en el primer día del juicio en la Audiencia Provincial de Huesca

El procesado se enfrenta a 19 años de prisión, como presunto responsable de agredir sexualmente de forma continuada a una hija menor de edad y de maltratar reiteradamente a su esposa, tanto de forma verbal como física.
El procesado se enfrenta a 19 años de prisión, como presunto responsable de agredir sexualmente de forma continuada a una hija menor de edad y de maltratar reiteradamente a su esposa, tanto de forma verbal como física.
Verónica Lacasa

Se sentía mal en el instituto y, finalmente, estalló y confesó a su tutora y a su orientadora que su padre “la había violado varias veces”. Ambas profesoras han relatado este miércoles con detalle ese 29 de octubre de 2021 en el que la menor denunció la situación a la que se enfrentaba y el miedo que tenía cada vez que tenía que visitar a su padre tal y como establecía el régimen de visitas tras la separación de su madre.

Las docentes han declarado este miércoles en el inicio del juicio en la Audiencia de Huesca contra Julián L. C., de 70 años de edad, como presunto autor de un delito continuado de agresión sexual y amenazas a su hija menor, y de maltrato físico y psíquico reiterado a la hoy ya exmujer y para el que la Fiscalía y la acusación particular piden 19 años de prisión. La defensa, la absolución de todos los cargos ya que su cliente niega los hechos.

"Nos contó que tenía miedo"

Los testimonios de la tutora y de la orientadora han coincidido en situar el momento en el 29 de octubre de 2021. La menor se encontraba enferma y la profesora se quedó con ella tras la clase: “Cuando le pregunté qué le dolía, no me supo decir qué era”. La profesora siguió con la menor y esta empezó a contar “que su madre le decía que tenía que ver a su padre y que ella no quería” e “insinuó que el padre la había hecho algo malo”.

Según la orientadora, una vez en su despacho, la menor “contó que tenía miedo de lo que pudiera pasar ese fin de semana. Le costó un poco hasta que fue hablando. Nos acabó comentando que tenía miedo de su padre, que ahora no estaba con ellas en casa, pero que ese fin de semana tenía que estar con él y no quería que le volviese a pasar lo que ya le estaba pasando”. Según ambas docentes, la menor confesó que “su padre le había estado violando varias veces”.

También se le acusa de maltrato a la que era su mujer. Una amiga de la familia -vínculo que el acusado ha reconocido como fluido- ha afirmado que sí fue testigo del control que el procesado ejercía sobre su exmujer. “No dejaba que saliera. Y si salíamos a tomar algún café, tenía que volver antes de que llegara a casa, porque era celoso”. También ha reconocido haber visto “moratones en los brazos” de la exmujer “en dos o tres ocasiones”.

El hombre, sin embargo, lo ha negado todo y ha asegurado que fue el distanciamiento por su parte de la familia de su exmujer el que enrareció el ambiente. “Me enteré de cosas de la familia que no me gustaron y empecé a alejarme de su familia, que no de ella”.

Sobre el por qué de las acusaciones de violación, el procesado ha respondido: “Su madre le metió en la cabeza que yo no quería a su familia”. Si bien ha admitido que solía dormir con la niña, aseguro que lo hacía porque era ella quien “quería” dormir con él y que “jamás” se le pasó por la cabeza violarla.

El juicio continúa este jueves, con la declaración ya grabada de la menor, las declaraciones de seis peritos y las conclusiones.

Etiquetas