Huesca

SANIDAD

Los médicos irán a la huelga si la DGA no adopta medidas urgentes

Denuncian que su situación es “insostenible” e inician un calendario de movilizaciones. Fasamet y CesmAragón barajan un paro general 23 y 24 de enero

Larga fila en urgencias del centro de Salud Pirineos
Larga fila en urgencias del centro de Salud Pirineos
Pablo Segura

Los médicos de Atención Primaria de Aragón no pueden más y anuncian una huelga general para el próximo mes de enero si la DGA no adopta medidas urgentes. Denuncian el “colapso diario” de los centros de salud y el agotamiento de los profesionales, que acumulan años de desgaste a causa de la pandemia. También la sobrecarga en las consultas, con agendas diarias de hasta 50 pacientes, y el deterioro en la calidad del servicio que sufren los usuarios del sistema sanitario.

Por todo ello, y ante la falta de avances en las conversaciones iniciadas con el Departamento de Sanidad, los Sindicatos de Médicos de Atención Primaria de Aragón (Fasamet y CesmaAragón) han iniciado un calendario de movilizaciones. Su agenda incluye una concentración ante el Gobierno de Aragón, el 13 de diciembre; una manifestación ciudadana en Zaragoza, el día 18; y, como colofón una huelga general, los días 23 y 24 de enero, que podría ser más adelante indefinida.

Los profesionales destacan su malestar por los “repetidos e injustificados desprecios a su esfuerzo físico y psicológico” por parte del Gobierno de Aragón, el último, dicen, del propio presidente Javier Lambán esta semana, que aseguró que a media mañana las salas de espera en los centros de salud están vacías.

El delegado del sindicato médico Cemsatse en Huesca, Ramón Boria, expone el punto de vista de la capital oscense y manifiesta que en estos momentos los centros de salud están “desbordados”, con una espera media de 10 días para una cita médica, lo que acaba colapsando los servicios de Urgencias.

Ramón Boria comenta que el malestar de los médicos de Atención Primaria es algo que se extiende a nivel de toda España por una serie de factores que afectan a todas las Comunidades Autónomas y que hace que la asistencia esté desbordada tras la pandemia de coronavirus. “Falta personal y afrontamos, fundamentalmente, una mala organización y el retraso de pruebas, intervenciones y diagnósticos”, indica. El sistema sanitario, apunta, tiene ahora menos profesionales y un menor presupuesto que antes de la covid, a lo que suma los efectos de virus respiratorios entre la población.

Los sindicatos médicos plantean a la DGA una serie de propuestas para mejorar la asistencia en los centros de salud e incluyen diez medidas: limitar las agendas, garantizar los descansos, desburocratizar, reorganizar las plantillas, mejorar la seguridad contra agresiones, conciliación de la vida familiar, incentivar a los médicos rurales, mejorar las condiciones laborales y retributivas, incentivar la docencia MIR y mejorar el presupuesto. Ramón Boria comenta que los facultativos de Huesca tienen una agenda de 40 visitas para una jornada de siete horas. “Todo se desborda y tenemos cinco minutos para cada paciente o menos y eso es una mala calidad asistencial”, lamenta. Las atenciones reales, dice, siempre suelen ser unas 50 porque “no podemos dejar de atender a pacientes que lo necesitan” y, en consecuencia las jornadas de estos profesionales se alargan durante horas.

Finalmente plantea que “las huelgas son lo último que se quiere” y recuerda que hay una negociación abierta con Sanidad, que espera que logre avances para la Atención Primaria.  

“Último aviso”

El presidente del Colegio Oficial de Médicos de Huesca, José María Borrel, valora que los sindicatos médicos Fasamet y CesmAragón se han visto obligados a lanzar el “último aviso” de una huelga general ante un Gobierno de Aragón “que no mueve ficha”. En su opinión, “el sistema sanitario tal y como está probablemente no llegue a 2024 porque colapsará”. La idea de la huelga en esta situación de “desgaste” no es para él deseable. “Los médicos nunca hemos querido esta situación, pero los ciudadanos tienen que darse cuenta de que esto es un problema general, hay un gran deterioro de la sanidad y hay que negociar”.  

Etiquetas