Huesca

ACTO RELIGIOSO

Multitudinaria celebración en la Catedral por el Tota Pulchra

Cientos de personas acudieron al oficio de vigilia de la Inmaculada Concepción, un tradicional acto que se remonta a 1450

El obispo de Huesca, Julián Ruiz, durante el acto litúrgico de ayer, en la Catedral.
El obispo de Huesca, Julián Ruiz, durante el acto litúrgico de ayer, en la Catedral.
Pablo Segura

El volteo de campanas que marcó las siete de la tarde el pasado miércoles abrió paso al canto del Tota Pulchra, un oficio de vigila con 600 años de historia dirigido a la Inmaculada Concepción de María.

Bancos ocupados y naves repletas de fieles y visitantes. Cientos de personas se acercaron hasta la Catedral de Huesca para disfrutar de un acto único, catalogado Bien de Interés Cultural

Coros y orquesta bajo la dirección de José Vicente Pardo.
Coros y orquesta bajo la dirección de José Vicente Pardo.
Pablo Segura

El evento litúrgico fue presidido por el obispo, Julián Ruiz Martorell y contó con la presencia del Cabildo de la Catedral, la Corporación Municipal y el claustro de profesores del Instituto Ramón y Cajal, heredera de la Universidad Sertoriana. Las tres instituciones participantes representan el voto que desde el siglo XV mantienen estas entidades académicas, municipales y eclesiásticas, desde aquel entonces hasta hoy.

El coro de la capilla de música de la Santa Iglesia Catedral de Huesca y la orquesta de músicos, bajo la dirección de José Vicente Pardo Bellido, profesor de orquesta y coro del Conservatorio de Música, interpretaron algunos himnos litúrgicos, entre ellos, “Tota Pulchra es Maria”, y “Ave Maris Stella”, interpretada durante la procesión claustral y minutos antes de la oración, salmo y aleluya.

 Este tradicional encuentro conmemora el voto realizado por las instituciones en 1450 a causa de una epidemia de peste en la ciudad. La Covid-19 no frenó su celebración, aunque sí obligó a adaptarlo a un formato reducido. “La Inmaculada hizo varios milagros en Huesca, calmó la peste y salió al frente de las necesidades de aquel momento”, expresa Juan Carlos Barón, deán de la catedral.

Orquesta bajo la dirección de Juan Carlos Barón

Vengo todos los años, es un acto muy bonito y muy emotivo, es devoción pura”, afirma Carmen, asistente. Otros visitantes, como Adela, vinieron por primera vez: “mi hija está trabajando aquí y vengo de visita. Me enteré de que se celebraba este acto y aquí estoy. Me han dicho que es precioso”, asegura.

Etiquetas