Huesca

Alimentación

Cómo diseñar un menú saludable y consciente para los pacientes renales

Profesionales en nutrición y psicología ofrecieron las claves para estas navidades en la charla "¿Qué Cómo en Navidad?"

Ana Cardiel, dietista y nutricionista y María Minguell, psicóloga, en la charla “¿Qué cómo en Navidad?”
Ana Cardiel, dietista y nutricionista y María Minguell, psicóloga, en la charla “¿Qué cómo en Navidad?”
Pablo Segura

Planificar una alimentación cuidada y consciente para disfrutar plenamente de las navidades. Este fue el objetivo central de la charla “¿Qué Cómo en Navidad”, dirigida a los pacientes renales, a cargo de las ponentes Ana Cardiel, dietista y nutricionista; y María Minguell, psicóloga.

Un evento organizado por Alcer Huesca (Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades de Riñón) y con la colaboración de la Diputación de Huesca, Fundación Caja Rural de Aragón, Fundación Once, Gobierno de Aragón y Comarca Hoya de Huesca.

Los pacientes renales tienen la función del riñón afectada, lo que significa que “no pueden eliminar los productos de desecho en el organismo, por lo que acaban acumulándose en la sangre”, explica Ana Cardiel. Por ello es recomendable reducir la ingesta de minerales que se acumulan y adaptar la alimentación a platos que contengan menos potasio, fósforo y sodio- elementos determinantes para la función renal.

La nutricionista ha ofrecido algunas técnicas para reducir el potasio, “ponerlos en remojo o congelarlos.” Un menú ideal para toda la familia, propuso Cardiel, podría ser “hummus de garbanzos con palitos de pan blanco, canapés de requesón y finas hierbas como entrante. De primero, cardo con patata y de segundo, una zarzuela de merluza con calamar y habitas”. Los frutos secos no son recomendables, como alternativa sugiere postres lácteos, “tipo cuajada, yogur de especialidad o compota de membrillo”.

La restricción de alimentos “lleva implícito un componente emocional, y más aún en navidades”, apunta María Minguell. Por este motivo, ofreció algunos consejos para que “el paciente renal no se sienta excluido y pueda disfrutar en familia” a la par que reducir la ansiedad, a través de una alimentación consciente, esto es, reflexionar y “venir a la comida con la decisión tomada de qué voy a comer y qué no”.

Etiquetas