Huesca

PATRIMONIO

Adjudican la redacción del Plan Director para la Catedral de Huesca

La empresa Anfión Arquitectura y Patrimonio SLP realizará el documento

Catedral de Huesca.
Catedral de Huesca.
Rafael Gobantes

La Catedral de Huesca contará por fin con un Plan Director, un programa que recoja las actuaciones necesarias para su conservación y marque las prioridades para restaurar y recuperar sus elementos. El Ministerio de Cultura y Deporte acaba de adjudicar el proyecto a la empresa Anfión, Arquitectura y Patrimonio S.L.P, que contará con un plazo de doce meses para dar forma a este necesario y ansiado documento.

La oferta presentada por la firma de arquitectura especializada Anfión fue la de mayor valor de las dos presentadas en el concurso, tal y como se recoge en la Plataforma de Contratación del Sector Público donde se publicó el anuncio, pero resultó ganadora al ser la mejor valorada por la mesa de contratación. “Por presentar la mejor oferta para la administración”, recoge el anuncio de adjudicación.

Realizarán el trabajo por un valor de 63.936 más IVA y contarán con el plazo de un año, a partir de la firma, para la redacción de este proyecto para el monumento que, los arquitectos de la firma, ya conocen. Y es que el Ministerio organizó el pasado mes de agosto, los días 11 y 12, una visita a la seo para las empresas interesadas en participar en la licitación en la que el entonces todavía delegado diocesano de Patrimonio, José María Nasarre, hizo de guía por el conjunto catedralicio oscense.

Esta era la segunda vez que el Ministerio de Cultura licitaba la redacción del Plan Director. Y es que el año pasado salió a concurso, pero a pesar de que se presentaron tres firmas, finalmente se declaró desierto al no superar ninguna de las tres empresas, en la valoración de su oferta técnica, el umbral mínimo de puntuación exigido.

La de Huesca es una de las pocas catedrales que no cuentan con Plan Director redactado, por lo que el Ministerio consideraba “imprescindible” proceder a su elaboración y volvió a licitarlo, esta vez con más éxito. El documento ha de servir “para compilar y mejorar los datos de toda índole necesarios para un mejor conocimiento del bien en su mayor amplitud, incluyendo el patrimonio inmueble, mueble e inmaterial”. Como consecuencia de ese conocimiento, el documento deberá aportar una diagnosis de su estado y propuestas de acciones necesarias para su protección, conservación, restauración, documentación, investigación, difusión, accesibilidad y desarrollo sostenible en el tiempo.

El Plan Director de la Catedral de Huesca está llamado a ser la herramienta guía para todas las acciones futuras en el monumento que pide a gritos, desde hace unos años, actuaciones urgentes. La última gran reforma data de los años setenta.

Los pináculos piden a gritos una actuación. Urge también, además de la consolidación de estos elementos, la de los sillares de fachadas y cornisas, además de la limpieza de los arbotantes de la seo. Y es que el 80 % del entorno de la Catedral de Huesca, declarada Bien de Interés Cultural (BIC), se encuentra en estado de ruina y sumido en un deterioro progresivo.  

Etiquetas