Huesca

40 ANIVERSARIO DEL ESTATUTO DE ARAGÓN

Gastronomía: En la actualidad la provincia cuenta con cuatro Estrellas Michelín

ElTatau, el Lillas Pastia, el Espacio N de La Venta delSotón y el Callizo de Aínsa son los establecimientos que lucen esta distinción

Carmelo Bosque, chef del Lillas, en una acción formativa.
Carmelo Bosque, chef del Lillas, en una acción formativa.
Pablo Segura

Las cuatro Estrellas Michelín actuales, la Escuela de Hostelería y jóvenes cocineros muy formados e innovadores se han dado la mano en los últimos 40 años con la cocina más tradicional de la provincia, ya de por sí de gran calidad, para hacer del Alto Aragón uno de los territorios más reconocidos del país a nivel culinario.Fue en 1989-1990 cuando el Navas logró la primera Estrella Michelín de la provincia, abriendo un camino que han seguido muchos restaurantes, para el número de habitantes del Alto Aragón. En la actualidad, el Tatau, el Lillas Pastia, el Espacio N de La Venta delSotón y el Callizo de Aínsa cuentan con una.

Producto y modernidad

La espectacularidad y elegancia del Casino de Huesca, quizá el mayor ejemplo de arquitectura modernista de la ciudad, es el marco perfecto para la cocina de autor del Lillas Pastia, uno de los cuatro restaurantes con Estrella Michelín de la provincia. El establecimiento dirigido por el chef Carmelo Bosque cuenta también con un Sol Repsol y se caracteriza por un estilo basado en el producto y arraigado a las raíces. La trufa sobresale como el ingrediente estrella de los fogones. Cocina moderna y actual combinada con los sabores tradicionales.

El Tatau recobió la estrella Michelín hace casi una década.
El Tatau recobió la estrella Michelín hace casi una década.
Pablo Segura

Una nueva experiencia

El Tatau, otro de los establecimientos altoaragoneses con Estrella Michelín, es más que un restaurante, una experiencia. Su chef, ToninoValiente, se esmera en presentar una cocina elaborada con mimo, destreza técnica y dedicación. En sus cocinas, el respeto a la tradición y la apuesta por abrir nuevos caminos, la vanguardia culinaria, se dan la mano para conformar una mezcla sublime, en la que se aprecia desde el primer bocado, e incluso antes, el cariño que se ha puesto en los fogones y el esmero en los detalles y en el cuidado a los clientes.

Ana Acín, Eduardo Salanova y Julio Luzán.
Ana Acín, Eduardo Salanova y Julio Luzán.
S.E.

El futuro de lo clásico

Uno de los clásicos de la gastronomía altoaragonesa, La Venta del Sotón (Esquedas), apostó por un cambio de gran calado al celebrar su medio siglo de existencia. De allí nació Espacio N, una apuesta por la más alta gastronomía aragonesa en absoluto reñida con la creatividad. Eso queda claro ya en el espacio, decorado con la firma del artista Julio Luzán. Y en la cocina, dirigida por Eduardo Salanova, sabores y aromas de antaño se combinan con las técnicas e innovaciones de los últimos años para llevar al cliente los más deliciosos manjares.

Ramón Aso y Josetxu Souto reciben un premio en Huesca
Ramón Aso y Josetxu Souto reciben un premio en Huesca
Pablo Segura

El Pirineo innovador

Aínsa puede estar bien orgullosa de contar con una Estrella Michelín pese a lo pequeña que es la población. El restaurante Callizo es el responsable de haber situado a la localidad sobrarbense en el mapa de la alta cocina española gracias a lo que define como cocina tecno-emocional de montaña. Son los chefs Josetxo Souto y Ramón Aso quienes ponen una refinadísima técnica al servicio del producto local para llevar a la mesa los ingredientes tradicionales del Pirineo aragonés pero con una presentación y elaboración vanguardista que ha conquistado innumerables paladares.

Etiquetas