Huesca

MOVILIZACIÓN

La atención Primaria aragonesa sale a la calle: "Es imposible ver a 70 pacientes"

Médicos han participado en una multitudinaria manifestación en la que han pedido actuar contra el déficit de facultativos y agendas más contenidas

Los participantes en la manifestación en defensa de la Sanidad han recorrido el centro de Zaragoza y se han dirigido al Pignatelli.
Los participantes en la manifestación en defensa de la Sanidad han recorrido el centro de Zaragoza y se han dirigido al Pignatelli.
S.E.

Los profesionales médicos han tomado este domingo las calles en Zaragoza para reclamar una Atención Primaria de Calidad con una multitudinaria manifestación en la que piden actuar contra el déficit de facultativos y unas agendas más contenidas, ya que “es imposible ver a 70 pacientes” al día.

Así lo ha defendido en declaraciones a los medios de comunicación la secretaria general de CESMAragón, Mercedes Ortín, antes de la marcha en la que, según fuentes policiales, han participado 800 personas, que han portado pancartas con mensajes como “No más agendas infinitas”, “Queremos atender, no despachar”, “Salvemos la Primaria” o “Es ahora o nunca”.

“Necesitamos unos tiempos mínimos para poder asistir a nuestros pacientes con calidad y con calidez, para poder tocarlos y hacer lo que normalmente estamos acostumbrados los médicos: estar, atender, diagnosticar e intentar curar”, ha reivindicado la doctora, para quien hay que salir de una situación que ni profesionales ni pacientes están “dispuestos a tolerar”.

En plena negociación con el Gobierno de Aragón que culminará en una huelga los días 23 y 24 de enero si no se alcanza un acuerdo, el presidente del otro sindicato que ha convocado la marcha, Leandro Catalán, de FASAMET, ha señalado que la Administración tiene que “ponerse más las pilas” porque, a pesar de la “buena disposición”, hay que “marcar hechos”.

De hecho, si para entonces no se ha avanzado con la Administración Autonómica, los sindicatos médicos “podrán valorar huelgas indefinidas”, ha manifestado Catalán, ante unas negociaciones que “avanzan muy despacio y sin concretar nada”.

En concreto, los facultativos solicitan diez propuestas urgentes para paliar los problemas de la Atención Primaria y beneficiar a todo el sistema sanitario, como tener agendas limitadas a un máximo de 35 pacientes al día, garantizar los descansos y la conciliación de la vida familiar o mejorar la seguridad ante los repetidos casos de agresiones sanitarias.

Impulsar la docencia MIR; mejorar las condiciones laborales y retributivas, con contratos atractivos y duraderos e incentivos a los médicos rurales; aumentar el presupuesto, con gastos finalistas para la Atención Primaria y crear una gerencia única para gestionarlos son otras de las reivindicaciones que los facultativos han leído en un manifiesto a la conclusión de la manifestación, ante el Edificio Pignatelli, sede del Gobierno de Aragón.

Aunque la mayor parte de la larga fila de manifestantes eran sanitarios y familiares, a las 12 del mediodía en el Paraninfo de la Universidad, lugar de salida, se podía ver también a algunos pacientes, como Aurelio Iglesias, que tras una operación se encuentra en varias listas de espera.

“Esto hay que arreglarlo de alguna manera. Al final, o despiertan los políticos o no va a haber Sanidad. Hay que salir a la calle y apoyarles a ellos, algo que al final va en beneficio nuestro. La Sanidad cada vez está peor, cada vez hay menos medios. Vas al médico y te atienden desmotivados porque son los primeros que están maltratados desde hace mucho tiempo y las listas de espera son eternas”, reconoce este ciudadano, que protesta en su pancarta por la “mala gestión de nuestros impuestos”.

De hecho, la protesta de este domingo, la primera manifestación general en defensa de la Sanidad en Aragón desde 2007, tiene dos grandes objetivos: llamar la atención del Gobierno de Aragón, pero también servir como llamamiento a la ciudadanía para apoyar esta lucha que “afecta a todos”.

Toda la sociedad debemos estar implicados en esta defensa de la Sanidad porque todos nos beneficiamos de ella y todos deberíamos defenderla”, ha expresado en declaraciones a Efe la presidenta de la Asociación Aragonesa de Pediatras de Atención Primaria, Elena Javierre.

Según ha apuntado, las exigencias de los pediatras son las mismas, desde desburocratizar las consultas a unas condiciones más dignas, pasando por tener más tiempo para atender a los pacientes y aligerar las agendas para atender a los niños.

“Actualmente estamos atendiendo entre 60 y 70 pacientes diarios y ese es un volumen con el que no podemos garantizar la seguridad del paciente y nuestra propia seguridad”, ha asegurado la pediatra de Atención Primaria.

Un sentir que se hacía visible en los múltiples mensajes que se han leído y coreado en la marcha de este domingo: “Ciudadano: una Sanidad Pública es tu derecho”, “Feliz Sanidad, con tiempo de calidad”, “50 pacientes por turno no puede salir bien”, “Tener un pediatra no es un privilegio” o “No es vocación, es explotación”

Etiquetas