Huesca

SERVICIOS SOCIALES

Cuidar de los cuidadores a través de la Arteterapia

El Ayuntamiento de Huesca inauguró en octubre un taller dirigido a las cuidadoras no profesionales para su crecimiento personal a través del arte

Trabajo navideño en el taller de Arteterapia, en el Centro Manuel Benito Moliner.
Trabajo navideño en el taller de Arteterapia, en el Centro Manuel Benito Moliner.
Pablo Segura

Evadirse durante unas horas del rol de cuidados y dedicarse tiempo a una misma a través de la arteterapia, un campo de intervención que utiliza la expresión creativa y estética para abordar el crecimiento personal y el autoconocimiento. Este es el motivo esencial del proyecto de servicios sociales “Arte Cuidados”, un taller dirigido a personas cuidadoras de familias no profesionales, donde fundamentalmente acuden mujeres.

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, y el concejal de Derechos Sociales, Arturo Biarge, han visitado este lunes el Centro Cultural Manuel Benito Moliner para conocer en primera persona la actividad de despedida por las vacaciones de navidad. Un taller integrado por ocho alumnas, que retomará sus sesiones en enero y en el que cabe la posibilidad de que amplíe sus plazas.

“Muchas veces la figura de la persona cuidadora está relegada a un segundo plano, se quedan sin un espacio propio. A través de este proyecto tratamos de hacerles recuperar este espacio personal”, justifica Marina Juste, trabajadora social y técnica de servicios sociales del Ayuntamiento. El taller se divide en cuatro bloques. Por un lado, expresión plástica, con actividades dedicadas a la pintura, escultura, collage y fotografía. La expresión musical es otro de sus pilares, a través de la música, el sonido y el silencio. Unido a ello, la expresión corporal, materializada en danza, movimiento corporal y teatro. Por último, trabajan la expresión narrativa a través de la escritura y la poesía.

Esta nueva oferta de servicios es “muy necesaria”, considera Luis Felipe, quien sostiene que “los propios servicios sociales deben tener en cuenta no sólo a la persona con un grado de dependencia, sino a la persona que les cuida. Normalmente las cuidadoras o cuidadores son los grandes olvidados de la atención y por ello, requieren de este servicio”. En esta línea, afirmó que “la voluntad del equipo de gobierno es ir potenciando esta cartera de servicios dirigidos a cuidadoras y cuidadores”.

La necesidad de evadirse

María Teresa Trillo es una de las alumnas participantes de este taller. Es cuidadora de su hija, convive desde hace 22 años con la enfermedad de esclerosis lateral amiotrófica (Ela). “Te relaja por un momento. Sirve de distracción, y cuando estás pendiente del cuidado las 24 horas del día, día y noche, se agradece”, expresa Trillo.

Las alumnas del taller preparan su última actividad del año.
Las alumnas del taller preparan su última actividad del año.
Pablo Segura

María Jesús Tardío, por su parte, formó parte del proyecto piloto del año pasado y pide que se amplíe el taller al horario de tarde. “Fue fabuloso. Conocer a las compañeras, aprender...Te olvidas de la situación, te conoces a ti misma, y te demuestras lo que eres capaz de hacer. Lo mismo cantábamos que bailábamos”, cuenta Tardío, cuidadora de su marido, al que amputaron una pierna hace diez años y al que le han sobrevenido recientemente problemas de función cognitiva. Lo que más disfrutó fue pintar, hacer cuadernillos para ejercitar la memoria y las actividades musicales. “Ayuda a despejar la mente, porque en ese preciso momento estás con las compañeras y la profesora. Te olvidas de la situación y te ayuda a evadirte”, agrega.

Horario

El horario de "ArteCuidados" es de lunes de 10:30 horas a 12:00 horas en el Centro Manuel Benito Moliner. Para más información e inscripciones: 974292143

Etiquetas