Huesca

SORTEO EXTRAORDINARIO DE NAVIDAD

Un décimo del gordo y un cuarto, únicas alegrías en la provincia

Benasque y Cerler aglutinan los más de 4 millones de euros que deja en Huesca la lotería de Navidad, y Aragón pellizca más de 36 millones de euros

Los vecinos de la localidad de Cerler han celebrado el cuarto premio.
Los vecinos de la localidad de Cerler han celebrado el cuarto premio.
EFE

No fue hasta las 11:22 cuando la suerte hizo de las suyas y llegó el gordo del Sorteo Extraordinario de Navidad 2022. El 05490. Un número de los que se llaman feos por empezar y terminar en cero, convertido en bonito por el azar, y que repartió fortuna por media España, llegando a 32 provincias, incluida la de Huesca, en Benasque, donde se vendió un décimo mediante una máquina en el estanco de la calle Mayor, gracias al cual quien sea la persona agraciada recibirá 400.000 euros.

Este décimo y un cuarto premio, que ha supuesto 4 millones de euros, repartidos en 200 décimos entre trabajadores de la estación de esquí de Cerler, y clientes, amigos y familiares del Bar Chinella, es lo máximo que los premios importantes de la Lotería de Navidad se acercaron ayer a la provincia.

El sorteo comenzó a las 9:15 y tuvo que pasar algo más de una hora hasta que llegó el primero de los premios con el que se rompía el soniquete de las pedreas, un quinto, el 62391.

La suerte para la provincia y la comunidad se hicieron de rogar. Salió también el segundo premio (4074) y el segundo de los quintos (43696), hasta que a las 11:09, llegó el primer cuarto premio, el 54289, vendido íntegramente en la administración nº 1 de Calatayud y que llevó la alegría a Cerler.

Aragón pellizcó, gracias sobre todo a las 180 series de este cuarto, 36,54 millones de euros en premios con la lotería de Navidad celebrada ayer en Teatro Real de Madrid. De los 36 millones en premios que trajo el 54289, 22 fueron repartidos por el bar Brindis de la localidad, que vendió 1.100 décimos, premiados con 20.000 euros cada uno. Uno de los propietarios de este establecimiento, Manolo Sánchez, explicó a Efe, que llevan jugando 20 años o más el mismo número. “Ya era hora de que nos tocara”, aseguró.

Además, una serie del número 38.454, agraciado con otro de los quintos premios, dotado con 6.000 euros cada décimo, fue vendida por la administración nº 5 de Zaragoza, El Rosario, repartiendo 60.000 euros. “Se debió vender entre visitantes de la ciudad y clientes que piden una terminación determinada. Solemos guardar este tipo de números, que llamamos de salpicado, para esas peticiones”, explicaba Alejandro Aznar, propietario de esta administración de la calle Don Jaime I de Zaragoza.

Mientras en Teruel, la administración nº 1 de Andorra repartió un pellizco de 60.000 euros de otro de los quintos premios, el 36.142; diez décimos vendidos en ventanilla y que para el propietario supone “un punto de partida hacia el futuro” para una población marcada por el fin del carbón y el cierre de la central térmica. En la nº 7, de la calle Joaquín Costa de la capital turolense, se vendió un décimo del segundo cuarto, el 25.296, al que le corresponden 20.000 euros.

A las 12:47, habían salido ya todos los premios principales, que este año pasaron de largo de La Rioja, Melilla, Ceuta, Álava, Palencia, Segovia, Toledo, Guadalajara, Cuenca y Córdoba, según Europa Press. Para quienes la suerte no apareció en forma de miles de euros, quedaba la esperanza de la pedrea.

Este año, los aragoneses han gastado 87,87 euros de media en este sorteo, los cuartos que más invirtieron por detrás de los castellanoleoneses (106,03 euros, ), los riojanos (97,97) y los asturianos (97,26), y por encima de la media nacional (67,11 euros). 

Etiquetas