Huesca

infancia

Jugar y aprender en tiempos de Navidad también es posible

Las familias agradecen la vuelta del Guirigay a Huesca tras dos años con pocas opciones para ellos

Multitud de niños pueden disfrutar hasta este 29 de diciembre de todas las actividades que ofrece Guirigay este año
Multitud de niños pueden disfrutar hasta este 29 de diciembre de todas las actividades que ofrece Guirigay este año
Roger Navarro

En épocas navideñas, los más pequeños son quienes más disfrutan y aprovechan sus vacaciones. Principalmente, a través de actividades que permiten socializar y aprender al mismo tiempo, todo ello gracias al Guirigay. Este parque infantil, tras dos años desaparecido debido a la pandemia, ha vuelto a reunir en el Palacio de Congresos a multitud de niños que buscan pasárselo de la mejor forma posible durante la Navidad.

Ludotecas, juegos de mesa, hinchables, juegos tradicionales, arte mural, aerogami, pintacaras, ciencia, música y magia son muchas de las actividades que pueden disfrutar hasta el próximo jueves 29 de diciembre. Y es que, tanto por la mañana como por la tarde, cientos de familiares presencian cómo sus hijos, sobrinos y nietos establecen relaciones amistosas y de ocio en todos y cada uno de los espacios que ha habilitado el Ayuntamiento de Huesca dentro del propio Palacio.

Un gran número de familias han apostado por el bono de los tres días, aprovechando de esta forma al máximo todo lo que ofrece el Guirigay jornada tras jornada. Niños como Saúl o Cristian no perdieron el tiempo, pues disfrutaron de multitud de actos: “El Guirigay nos gusta mucho porque venimos y hacemos nuevos amigos. Lo pasamos muy bien pintando y saltando”.

Después del paso de Papá Noel por sus hogares y antes de que lo hagan los Reyes Magos, los padres no tienen duda de que “es una gran oportunidad para que ellos sigan socializando y disfrutando durante las vacaciones de Navidad”. Destacan que “no solo han de existir los parques y actividades al aire libre. Este tipo de acciones ayudan mucho y completan muchas de las opciones que tienen los más pequeños”.

“Juegos, diversión, amigos, aprendizaje… La Navidad es esto para ellos”, incide Raúl, padre de dos niñas que van a seguir disfrutando del Guirigay durante estos dos últimos días. Es cierto que muchos no lo harán con sus padres, sino con sus abuelos, pues numerosas familias se ven obligadas a contar con el cuidado de ellos debido a sus compromisos laborales. “Eso a ellos les da igual. Lo que les importa es venir y pasar el rato. Se lo pasan bomba. Da igual lo que hagan porque acaban pasándoselo bien también por la compañía que tienen”, destaca.

En definitiva, podría decirse que el Guirigay también es una nueva forma de aprendizaje social para los más pequeños. Durante estos días, muchos niños tienen la oportunidad de seguir potenciando sus capacidades sociales y cognitivas por medio de juegos, actividades físicas y mentales a través del ocio.

Etiquetas