Huesca

navidad

La Feria Navideña de Huesca enamora con su arte y sus sabores

Los artesanos destacan la buena respuesta del público a este original y céntrico mercado ubicado en la plaza López Allué

Uno de los puestos de la Feria de Artesanía de Huesca.
Uno de los puestos de la Feria de Artesanía de Huesca.
Pablo Segura

La Feria Navideña de Artesanía de la plaza López Allué de Huesca ofrece miles de sensaciones, aromas y sabores que enamoran. Catorce puestos brindan a oscenses y visitantes propuestas creativas y de alimentación procedentes de diferentes puntos de la geografía que causan expectación. Los artesanos se muestran satisfechos por la respuesta del público y aseguran que Huesca es una buena plaza en la que dar salida a sus productos.

Luis Salesa, del proyecto ‘Familia Tiluz’ de Zaragoza, ofrece en su puesto una fusión de artesanía con una planta que tiene la peculiaridad de no necesitar tierra para vivir. “Llegó a nuestras manos y como es tan peculiar empezamos a trabajar una escultura para adaptarla porque la planta se asemeja para nosotros a una cabecita”, explica. Escaladores, artistas de circo, lectores, embarazadas, esquiadores, bailarinas y acróbatas, elaborados con una estructura de alambre, papel y cinta de carrocero, lucen esta planta denominada Tilansia o planta aérea. La propuesta, con un precio medio de 49 euros, tiene una gran aceptación porque “se sale de lo común”. Este artesano comenta que la gente se lo piensa a la hora de comprar, pero está contento con la aceptación de sus figuras.

Ani Trifonova vende en su puesto los complementos que elabora desde su taller de Jaca, ‘Intstant Natural Art’, elaborados con lana merina 100 % que filtra con agua y jabón, el método más antiguo. A collares, agujas, guantes, cuellos, fulares y pendientes se suman flores y pétalos naturales con resina y cuadros en 3 D que se pueden utilizar como ambientadores. “No suelo ir con muchas expectativas a ninguna feria”, dice mientras comenta que la de Huesca le parece interesante. Y el stand de ‘Smaap’ también recoge una amplia muestra de productos artesanales. “Lo que hacemos es intentar personalizar todo aquello que nos pide la gente. Tenemos textil y cerámica que vendemos en los mercados. El de Huesca no está mal”, explica Julián.

El punto más dulce del mercado lo pone la caseta de ‘Oz, la miel artesanal del Pirineo’. Laura Cruz explica desde este puesto que esta empresa tiene más de 1.500 colmenas en el Valle de Tena, en Hoz de Jaca, y en la Sierra de Guara. La miel de este stand tiene diferentes sabores: Mil flores, bosque, tomillo y romero, que es la que más se vende. “Llama mucho la atención la de bosque, que se saca de la carrasca, tiene un color muy oscuro y es baja en azúcares. La de tomillo se vende muy bien porque es buena para la tos. También tenemos polen que se emplea como edulcorante y además es un chute energético muy bueno para fortalecer las defensas”, indica. El público, dice, valora que el producto es artesanal y de la zona. “Gusta mucho que la miel sea de aquí del Pirineo y si conocen el Valle de Tena les encanta”.

El sabor más tradicional también invade el stand de la empresa familiar ‘Quesos de Guara’, del pueblo Las Almunias de Rodellar, ubicado en la Sierra de Guara, entre Bierge y Rodellar. Natalia Nasarre, de 16 años, comenta desde este puesto que se trata de quesos artesanos que elaboran de forma tradicional su padre y su tío a partir de leche de oveja, cabra y vaca. Como novedades, destaca el queso de leche de vaca con pimentón y el que lleva vino tinto. La Feria Navideña de Artesanía se puede visitar hasta el 6 de enero de 11:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 20:00 horas.  

Etiquetas