Huesca

TRIBUNALES

Condenado a 15 años por tratar de asfixiar tres veces a su bebé y de romperle 20 huesos

La Audiencia Provincial ha absuelto a la madre que se enfrentaba a una petición de 10 años

Edificio de la Audiencia Provincial de Huesca
Edificio de la Audiencia Provincial de Huesca
Rafael Gobantes

La Audiencia Provincial de Huesca ha condenado a penas que suman 15 años de cárcel a un hombre, V. C. B, por intentar asfixiar tres veces a su bebé y causarle veinte fracturas de huesos por malos tratos continuados cuando apenas tenía seis semanas de vida. Por fortuna, se recuperó y no tuvo secuelas. Mientras, la madre, que se enfrentaba a una petición fiscal de 10 años de cárcel por delitos de maltrato y lesiones, ha sido absuelta por lo que podrá recuperar la custodia de su hijo.

Según informa Heraldo de Aragón, la pareja inició una relación en febrero de 2019 y el 2 de julio de 2020 tuvieron a su bebé. La mujer ya tenía otra niña de un año de una pareja anterior. Entonces, ninguno trabajaba y vivían en el pueblo de Angüés en una casa con los padres y el hermano de ella. Durante el juicio, ambos negaron haber zarandeado, golpeado o intentado asfixiar al bebé aunque se señalaron mutuamente de forma velada e indirecta y ofrecieron versiones contradictorias de los hechos. El IASS declaró al menor en situación de desamparo y buscó una familia de acogimiento para hacerse cargo de su cuidado.

La sentencia considera probado que el hombre, entre el 2 de julio y el 21 de agosto de 2020, con la intención de atentar contra la integridad física del bebé, le ocasionó múltiples fracturas, entre ellas los dos fémures, las dos tibias, el peroné, el radio y nueve costillas. Además, en ese mismo período llevó a cabo tres intentos de asfixia obstruyéndole la nariz y la boca “siendo conocedor de la elevada probabilidad de ocasionarle la muerte con la realización de tales acciones”, señala.

Estos actos de sofocación le provocaron sangrados en la boca y petequias en brazos y abdomen de los que fue atendido los días 29 de julio, 21 de agosto y 23 de agosto en el centro de salud de Barbastro, en el Hospital de Barbastro y en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza, donde incluso tuvo que ser intervenido quirúrgicamente.

El fallo destaca las manifestaciones de los peritos forenses y de los pediatras de Barbastro y del Servet. Según Heraldo de Aragón, todos ellos coincidieron en afirmar que las lesiones que presentaba el bebé eran “muy probablemente” consecuencia de traumatismos de repetición no accidentales “por agarrar y retorcer” y de intentos de asfixia.

En cuanto a la autoría, la Audiencia señala únicamente al acusado porque en los tres episodios de sangrado por la boca del bebé -signos claros de asfixia- era él quien estaba al cargo del bebé.

Y exculpa a la madre, “porque no existen marcadores que indiquen una voluntad de atentar contra la integridad del bebé, ni mucho menos contra su vida”, indica el fallo.

Etiquetas