Huesca

Turismo

La visibilidad turística, tarea pendiente de cara a este año 2023

Durante las navidades, más de 270 personas han participado en las visitas guiadas

Diferentes personas visitan cada día el Monasterio de San Pedro el Viejo.
Diferentes personas visitan cada día el Monasterio de San Pedro el Viejo.
Pablo Segura

Más de 270 personas han participado en las visitas guiadas que la Oficina de Turismo del Ayuntamiento de Huesca ha organizado durante estas navidades. Un balance que también ha contado con alrededor de 1.100 consultas y 65 participantes en las visitas que incluían actividades en familia y para los más pequeños.

Para Rosa Gerbás, concejala de Turismo del Ayuntamiento de Huesca, se trata de unos datos positivos debido a que “hay que tener en cuenta que son días de estar reunidos con la familia y los amigos”, una época que no se acerca en exceso a la de verano pero que sí sigue gozando de cierto atractivo después del regreso a la normalidad.

Los datos no son definitivos ya que “falta este último puente, en el que la gente también parece que se va a mover”, asegura Gerbás. Además, es cierto que “en lo que respecta a consultas no estamos todavía como antes de la pandemia”, pero invitan al optimismo: “Lo que nos está diciendo este año es que estamos recuperando parte de esos registros, aunque todavía queda mucho por hacer”. Por ejemplo, Huesca fue visitada “por un número mayor de personas de las que realmente hicieron una consulta”. Un hecho que supone que “mucha gente ya sabe a lo que viene y lo que quiere visitar”, destaca la concejala de Turismo.

A pesar de que la pandemia ha hecho mucho daño en todos los ámbitos, la gente ha vuelto a salir a las calles, a retomar sus planes habituales y, por supuesto, hacer todo lo que se quedó en el tintero durante dos años en los que el confinamiento y las restricciones sanitarias fueron el día a día.

Unas visitas tradicionales, pero también novedosas

Principalmente, los elementos que nadie quiere perderse son los Claustros de San Pedro, el cuadro de la Campana de Huesca y el casco antiguo en su totalidad, incluida la Catedral y la propia casa consistorial. También existen casos de personas que llegan sin conocer en absoluto lo que esconde la capital oscense. En ese sentido, “los que vienen sin saber nada, se van sorprendidos del gran patrimonio que atesora nuestro territorio”, resalta Gerbás.

Durante estos días, las visitas normales han consistido en el recorrido de dichos puntos. Por otro lado, se han realizado otro tipo de visitas más familiares: “Desde Turismo siempre incluimos algún tipo de visita de cara a las familias que vienen con niños. Es una manera de introducirlos en el conocimiento de la historia y los monumentos de una forma mucho más atractivas. Ellos también tienen que ser partícipes de estas visitas guiadas para que disfruten junto al resto”.

Además, durante estas últimas semanas también ha sido posible conocer en profundidad la historia que esconde el Museo Pedagógico, el cual se encuentra en el interior de la propia Oficina de Turismo.

En busca de una mayor visibilidad en 2023

Por desgracia, diversos estudios señalan a Huesca como una de las ciudades españolas que menos interés turístico. Acerca de ello, desde el propio área de Turismo de la ciudad no ocultan que “es verdad que tenemos que analizar los datos e intentar conseguir más visibilidad”. Acerca de ello, Rosa Gerbás incide en que “es uno de los propósitos que nos hemos marcado para 2023” y para ello “tanto la capital oscense como toda la provincia tenemos que ir de la mano”.

Se trata de algo en lo que ya llevan trabajando desde hace tiempo, pero que todavía queda mucho por hacer si se desea salir de los puestos más bajos en lo que a atracción turística se refiere. “Durante los últimos tres años se ha parado todo bastante por la pandemia, pero hay que conseguir que los turistas que vengan a conocer la provincia hagan de Huesca su estancia y parte central para que puedan conocer todo el territorio”, añade.

Es cierto que “las ciudades de interior tenemos ese hándicap, ya que es más difícil llegar a la gente”. Sin embargo, la Oficina de Turismo espera que el 2023 sea un año de crecimiento para la ciudad, por medio de diferentes actividades que se van a retomar como las ferias de estas últimas navidades, aunque de una forma mucho más extendida en el año.

A ello hay que sumar la regularidad con la que dicha oficina ofrece opciones turísticas tanto a los vecinos de la capital y de la provincia como a aquellos que vienen del resto de España y Europa, principalmente de zonas como Francia.

Desde visitas guiadas para personas mayores de 65 años por el Día Internacional de las Personas de Edad el 1 de octubre hasta recorrer el cementerio municipal para conocer a multitud de personajes reconocidos en la historia oscense, pasando por todos los recorridos que ofrece la Oficina de Turismo a lo largo del año, el repertorio es lo suficientemente amplio como para tener la posibilidad de conocer un poco más los rincones de la capital oscense, algo que muchos oscenses aprovechan cuando pueden.

“Esperamos que podamos recuperar todo ese turismo que todavía está parado, aumentando así el número de visitas, una mayor visibilidad y un mejor posicionamiento. “Si nos conocen poco, nos tenemos que dar a conocer mucho más”, concluye la concejala de Turismo del Ayuntamiento de Huesca.

La capital oscense entra así en un año que ha de estar cargado de elementos reconocibles e impulsores para que el turismo aumente de una forma notables.

Etiquetas