Huesca

ATENCIÓN SANITARIA

Las resonancias que no pueda asumir el San Jorge se realizarán en Zaragoza

 El nuevo concurso lo ha ganado una clínica privada de la capital aragonesa. El hospital oscense asume el “máximo” número que puede y prevé aumentarlo

Foto de la resonancia magnética del Hospital San Jorge en el momento de su inauguración.
Foto de la resonancia magnética del Hospital San Jorge en el momento de su inauguración.
Rafael Gobantes

Las resonancias magnéticas que no pueda asumir el Hospital UniversitarioSan Jorge serán derivadas a Zaragoza, toda vez que una clínica privada de la capital aragonesa (VivoSagasta) haya resultado la adjudicataria del servicio que antes se prestaba en la Policlínica Alto Aragón (CDI,Centro de Diagnóstico por Imagen).

El hospital oscense cuenta desde el año 2020 con resonancia magnética de alta resolución y, aunque cada vez hace más pruebas para todo el sector sanitario de Huesca -antes de 2020 se derivaban todas-, aún hay algunas que se siguen externalizando (hasta ahora al CDI, a partir de ahora a Zaragoza).

La idea de Sanidad es ir reduciendo cada vez más el número de pruebas que se derivan fuera del centro hospitalario. “El HospitalSan Jorge quiere seguir asumiendo las máximas (resonancias) que pueda, algo que ya hace”, han agregado desde la Consejería.

El Departamento de Sanidad ha recalcado que el aparato de resonancia magnética del Hospital San Jorge “trabaja mañana y tarde” y ha confirmado que ha sido la clínica privada de Zaragoza la adjudicataria “por pura cuestión de criterios y baremos”, entre los que se encuentran, además de los económicos, también los tecnológicos y de tiempo de ejecución. “Pero eso no quita -subrayaron desde la Consejería- para que en el Hospital se continúen haciendo” resonancias.

De esta manera, los pacientes que necesiten una resonancia que el Hospital San Jorge no pueda asumir y tendrán que ser derivados, y a partir de ahora deberán ir hasta Zaragoza.

En el otro sector sanitario de la provincia, el de Barbastro, no hay cambios al respecto, ya que mantiene el camión donde se hacen resonancias y el convenio con una clínica privada de Monzón para realizar las que no puede asumir el hospital barbastrense.

Gammagrafías, también a Zaragoza

También por concurso público, una clínica de Zaragoza ha ganado la prestación del servicio de gammagrafías, un proceso que, en lenguaje llano, permite ver huesos, glándulas y órganos como riñones o pulmones para comprobar si hay cáncer, infecciones, osteomielitis o problemas glandulares.

El Departamento de Sanidad ha precisado que tanto el Hospital San Jorge de Huesca como el de Barbastro continuarán realizando los procedimientos de ganglio centinela (detección de tumores) para cirugía mamaria.Este proceso, añadieron, se efectúa con magnetoterapia y supone un gran avance médico para los pacientes.

Serán los demás procedimientos los que se deriven a la nueva adjudicataria. Hasta la fecha, la prestataria era Viamed Santiago, en Huesca capital.

El tercer procedimiento médico que ha salido a concurso público para los hospitales de la provincia altoaragonesa es el de las desintometrías óseas, unas pruebas que miden la masa o densidad ósea del paciente y permiten un diagnóstico temprano de la osteoporisis, así como el control de su evolución y valoración terapéutica.

En este caso, la adjudicataria ha sido una clínica privada de Barbastro, aunque el Departamento de Sanidad ha precisado que las desintometrías “nunca” han estado en las carteras de servicios de los hospitales de la provincia altoaragonesa, ni en el San Jorge de Huesca ni en el de Barbastro, y, por tanto, “siempre se ha externalizado” el servicio.  

Etiquetas