Huesca

SERVICIOS SANITARIOS

El Salud formaliza el contrato de transporte sanitario urgente

Se aplicará en unos 4 meses y cuenta con más presupuesto, personal y presencialidad y ha levantado muchas críticas 

Ambulancias en la parte posterior del Hospital Universitario San Jorge de Huesca.
Ambulancias en la parte posterior del Hospital Universitario San Jorge de Huesca.
Pablo Segura

El Salud ha formalizado este jueves el contrato de transporte sanitario urgente con Ambulancias Tenorio, que estará en vigor cuatro años (2023-2027) por un importe de 126,5 millones de euros. La entrada en vigor será dentro de cuatro meses, que es el periodo que tiene la empresa para carrozar y habilitar los vehículos.

El contrato cuenta con “la mayor dotación económica de la historia de Aragón para este servicio, multiplicando horas de presencialidad y personal” -como destacó ayer el Departamento de Sanidad-, pero desde que comenzó su tramitación ha generado muy fuertes críticas. Uno de los colectivos que se pronunció en contra fue el propio Colegio de Médicos, que incidió en que las UVI estarán menos tiempo activas y que no siempre tendrán médico, “un retroceso de más de 20 años”. De manera independiente, hay una recogida de firmas en internet contra “la degradación de las UVI móviles” con casi 3.500 apoyos. Sanidad negó estas críticas.

Tras formalizarse este jueves el contrato, la Consejería ha resaltado que el presupuesto anual pasa de 19 a 31,6 millones de euros; las horas semanales de presencia física de las ambulancias se multiplican por 5, de 2.000 a más de 10.000 “sin distinción entre fin de semana y laborables”, y el personal aumenta casi en 200 personas, hasta los 700 trabajadores.

“Esto se traduce en una mejora notable para los ciudadanos, dado que el nuevo contrato garantiza mejores equipamientos y dotaciones”, ha añadido Sanidad. Las ambulancias que solo tenían conductor desaparecen al ser sustituidas por ambulancias con, “al menos”, conductor y técnico de emergencias sanitarias.

Al desaparecer la localización, mejorarán los tiempos de respuesta y los vehículos se activarán inmediatamente. Además, ningún dispositivo tendrá diferencias entre días laborables y fines de semana “porque la urgencia no entiende de festivos”.

Con este contrato, Aragón tendrá 90 vehículos de transporte sanitario urgente. Será el Centro Coordinador de Urgencias (CCU) el que los activará “en función de las necesidades de cada paciente, atendiendo a criterios de gravedad, proximidad y disponibilidad”.

Con el nuevo modelo habrá dos tipos de dispositivos: el de Soporte Vital Básico (SVB), con conductor y técnico, y activado para traslados técnicos; y el Soporte Vital Avanzado (SVA), que incluye las UME (médico, enfermero, conductor y técnico) y las UVI (conductor, médico, enfermero), y que se usan para traslados entre hospitales.

“Una de las principales mejoras” es que todas las ambulancias convencionales que hay hoy (solo conductor) pasan a SVB (conductor y técnico).“De este modo, en Aragón pasará de haber 45 vehículos de este tipo a 67”, señaló Sanidad, que ha detallado que cualquier SVB se transforma en SVA con la incorporación de los médicos y enfermeros de los centros de salud y sus puntos de Atención Continuada distribuidos por todo el territorio.

Otra novedad, “como apuesta estratégica del Departamento”, es la incorporación del SVA con Enfermería (SVAE), de apoyo al transporte secundario en los hospitales periféricos los fines de semana, “modelo avalado por la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes) y usado en otras 9 comunidades”; y un Vehículo de Intervención Rápida (VIR).

El SVA de Barbastro, sin médico tres noches

El comité de empresa de la UTE Transporte Sanitario Aragón ha registrado un escrito en la gerencia del 061, del Salud y ante el Departamento de Sanidad para comunicar las incidencias sufridas a causa del “pésimo estado de las ambulancias”, así como de la “nefasta gestión” que realiza la UTE con su personal.

En una nota recogida por Europa Press, el comité indica que el escrito cuenta con el apoyo de los sindicatos SCS, CSIF y UGT, e informa de que el próximo lunes los trabajadores del transporte sanitario en Aragón harán huelga por la “paralización durante cinco años” del convenio “y sin vistas de una negociación”.

El escrito del comité de empresa detalla los problemas en diciembre de 2022 y enero de 2023. En el caso de la provincia de Huesca, informaron de que el vehículo de Soporte Vital Avanzado (SVA) de Barbastro no tuvo médico las noches de los días 6, 7 y 8 de enero de este año.

En la de Zaragoza, señalaron la falta de dotación de personal para la cobertura obligatoria de los turnos diarios y averías en las ambulancias que han generado diversas incidencias.

En concreto, apuntaron que la flota de ambulancias “está en un estado de mantenimiento lamentable” y diferentes averías han causado la desactivación de los vehículos en distintos horarios y días.

Sobre el personal, el comité evidencia, principalmente, la falta de relevo para camilleros y conductores en diferentes turnos, llegándose a dar el caso, el 20 de diciembre, de que llegara un camillero de Madrid a la UME 1 de Zaragoza. También ha habido personal doblando turno y un vehículo inoperativo por incompatibilidad horaria. Además, en alguna ocasión no ha habido médico, ni enfermería.

Desde el comité de empresa ha reseñado problemas similares en las provincias de Huesca y Teruel.  

Etiquetas