Huesca

ELECCIONES MUNICIPALES Y AUTONÓMICAS

Los candidatos a Cortes por la provincia explican su programa económico

En el debate organizado por la Cámara y Ceoe-Cepyme Huesca participaron las 8 formaciones con
presencia en el Parlamento regional

Gabás, Oliván, Palacín, Bernués, Arranz, Guerrero, Rodrigo y De Santos, en el debate en la Cámara.
Gabás, Oliván, Palacín, Bernués, Arranz, Guerrero, Rodrigo y De Santos, en el debate en la Cámara.
Javier Navarro

Atracción de inversiones y de nuevas empresas, infraestructuras y comunicaciones, modelo energético y fiscalidad han sido los grandes temas que se han abordado este miércoles en el debate de candidatos a las Cortes de Aragón organizado por la Cámara de Comercio y la patronal Ceoe-Cepyme Huesca.

María Rodrigo ha señalado que “el mejor programa” del PSOE “son estos cuatro años de evolución más que positiva, sobre todo para la provincia de Huesca”. A partir del 28-M, la idea es “continuar esa línea” de apoyo a las empresas y al empleo, y de generación de riqueza con los recursos endógenos.

Acabar con “el infierno fiscal” de Aragón y el apoyo a las empresas son las grandes líneas del PP, ha expuesto Gerardo Oliván. Ha reparado también en la simplificación y ha apostado por acabar las autovías, un plan para el Pirineo -“de nieve, el oro blanco, pero no solo”- y otro, de 250 millones en 8 años, para el sector primario.

Jara Bernués (Cs-Tú Aragón) ha planteado un plan de reindustrialización de la provincia, apostando por la ciberseguridad y la investigación, y la finalización de las infraestructuras de comunicación, incluida la TCP y un Cercanías “útil”. Ha defendido también un acuerdo por la ciencia y la eliminación total de Sucesiones.

Seguir con lo que se prometió hace cuatro años y se ha estado ejecutando esta legislatura es, a grandes rasgos, la propuesta de Marta de Santos (Podemos). Ha aludido así a la descentralización, el apoyo a la empresa oscense o la atracción de nuevas inversiones, y lo ha ampliado a impulsar “lo que nos diferencia” de otros lugares.

David Arranz (Vox) ha situado la igualdad fiscal y la potenciación de la soberanía energética para “poder explorar y explotar nuestros recursos” como dos ejes clave. También ha defendido una conexión de la demanda de empresas con la formación, así como el fomento del producto nacional y local y de proximidad.

Apoyar al tejido productivo, sobre todo a pymes y en especial en I+D+i y apertura de nuevos mercados, es “en primer lugar” la propuesta de CHA. Joaquín Palacín ha destacado los planes de reindustrialización pero en sectores de la nueva economía (verde y circular) y la finalización de infraestructuras de comunicación.

“Tenemos claro que el motor que genera empleo y riqueza son las empresas y tenemos que facilitarles las condiciones”, ha manifestado María Eugenia Gabás (PAR). En esa línea, ha enmarcado una reforma fiscal, obras de infraestructuras y también en polígonos industriales, el atraer agua y energía, y la reindustrialización.

La defensa “sin cuartel” de los servicios públicos, con la internalización de los privatizados, es la primera propuesta de IU. Vicente Guerrero también ha apuntado a la reindustrialización y a la defensa del territorio y de un modelo productivo sostenible, tanto en el sector agropecuario como en el del turismo.