Huesca

28-m

El PSOE defiende flexibilizar la ordenanza urbanística para la instalación de negocios

Los socialistas proponen además un plan anual de intervención general en los espacios urbanos

Paseo ciudadano de Luis Felipe, candidato a la alcaldía por el PSOE junto a su equipo
Paseo ciudadano de Luis Felipe, candidato a la alcaldía por el PSOE junto a su equipo
Verónica Lacasa

Flexibilizar la normativa municipal en materia urbanística para la apertura de establecimientos en edificios antiguos que inicialmente no cumplían las condiciones. Es una de las medidas presentadas por Luis Felipe, candidato por el PSOE a la alcaldía de Huesca en materia urbanismo, a la que se suma un plan anual de intervención general en los espacios urbanos.

La revisión de la ordenanza municipal tiene como objeto posibilitar que comercios, establecimientos u otras actividades cumplan con las condiciones y que, por lo tanto, “tengan una funcionalidad”, explicó el alcaldable. “Si yo quiero abrir un negocio en una casa que tiene 80 años y no lo puedo abrir porque me aplican una normativa muy rígida, es decir, me exigen baños adaptados o determinadas alturas, no tiene sentido que el ayuntamiento no autorice la ubicación de estos negocios en edificios antiguos”, ilustró.

Otra de sus apuestas es la modernización de las grandes arterias de la ciudad, donde plantea una intervención en los 11.400 metros de superficie de la vía verd, para su transformación a bulevar, "una cicatriz que atraviesa una parte importante de la ciudad de Huesca, donde pasaba la vía, y pasará a ser de titularidad municipal para convertirse en un espacio de zona verde y para paseo".

El candidato a la alcaldía recordó que durante el mandato socialista se invirtieron 23 millones de euros en la ciudad en intervenciones “tan importantes como la reurbanización de la avenida Ramón y Cajal” además de otras actuaciones en pequeños puntos de la ciudad. 

En esta línea, los socialistas proponen realizar un plan de actuación en la superficie de Huesca para abordar problemas de bordillos, aceras y mobiliario urbano que “requieren de una actuación más global e integral que forme parte de un proyecto anual en el presupuesto municipal, si no, vemos que aún destinando 23 millones de euros hay una parte de la ciudad que se queda necesitada de inversiones porque los procedimientos o la propia actividad de las brigadas municipales no nos permiten cumplir el cien por cien de esas necesidades”, declaró.