Huesca

sanidad

Educación sanitaria y un liderazgo nacional al frente

Borrel reclama un pacto entre gestores, pacientes y profesionales con el impulso del Ministerio

En el Hospital Universitario San Jorge se han abierto seis camas más.
En el Hospital Universitario San Jorge se han abierto seis camas más.
Laura Ayerbe

La pandemia, esa de la que íbamos a salir mejor, fue “un momento espectacular” para lanzar campañas de educación sanitaria a la población, otra de las medidas a las que José María Borrel, presidente del Colegio de Médicos, concede una gran importancia para paliar la cada vez peor situación de la sanidad. “Pero confinados y con 24 horas delante de las pantallas, no hubo ni siquiera un programa de educación sanitaria”, lamenta.

Borrel vincula esta educación con otras medidas para determinar a qué nivel asistencial debe ir el ciudadano según la patología para, entre ambas, aliviar la sobrecarga del sistema.

Otra solución entre comillas, y “que más pronto o tarde llegará”, será la de “decirle al ciudadano que vaya a Urgencias (por cuestiones menores) que saque la tarjeta, pero no la sanitaria, sino la de crédito”, dice Borrel sobre un futurible copago ante “un gasto sanitario que va a ser inasumible, sobre todo por la tecnificación”.

Todo ello sin olvidar lo fundamental: revertir la creciente falta de sanitarios, que es el origen de todos los males.

El presidente del Colegio de Médicos también aboga por un pacto entre gestores sanitarios (parte política), pacientes y profesionales: “Todos debemos corregir determinados problemas y todos tenemos parte de culpa”, admite Borrel, quien observa una gran barrera para alcanzar este acuerdo. Y es que “mientras haya 17 sistemas sanitarios diferentes y un Ministerio totalmente ausente, va a ser muy difícil hacer algo. Alguien tiene que liderarlo a nivel nacional”.