Huesca
Por
  • Diario del Altoaragón

Las rebajas y el comercio local

Las rebajas han provocado un descenso cercano al 10% de los precios de ropa y calzado en enero
Rebajas en Huesca.
S.E.

LA PREGUNTA de este verano es cuándo llegará el verano, ya que las temperaturas están siendo algo más frescas de lo habitual para estas fechas. Para muchos es ideal tener que tirar menos de aire acondicionado y poder tomar la fresca, mientras que otros echan en falta las altas temperaturas para darse más a gusto el chapuzón en la piscina. Para los que están de vacaciones y no llega el calor imaginado, también se truncan algunos planes. Todo eso se puede sortear, pero el retraso en la llegada del calor ha incidido directamente en las cuentas de algunos comercios.

El pequeño comercio ha iniciado sus rebajas de forma tímida, después de una campaña algo floja, porque si no hace calor al cliente no le apetece tanto renovar el armario o comprar más artículos de piscina. En esta situación, se ha llegado a las fechas de las rebajas, prácticamente sin tener la necesidad de adquirir determinados productos que otros años se compraban mucho antes, como vestidos de tirantes o sandalias, por ejemplo.

Con todo, el pequeño comercio ha querido esperar al 1 de julio para iniciar las rebajas, aunque el adelanto de los descuentos en grandes superficies le condiciona. No obstante, los empresarios juegan en otra liga, la de la proximidad y la atención al cliente, que cada vez hay que poner más en valor. Esta es la diferenciación de quienes abren una puerta a la calle todos los días y la ciudadanía tiene que responder. Si se quieren pueblos y ciudades vivos en el Alto Aragón, es fundamental el apoyo al comercio de proximidad. En la era de la inmediatez y de la ansiada sostenibilidad, no hay nada más rápido y respetuoso como comprar en el comercio local. Y también está de rebajas.