Opinión

La reforma educativa de la ministra Isabel Celaá

Por
  • JAVIER ÚBEDA IBÁÑEZ
OPINIÓNACTUALIZADA 18/01/2019 A LAS 01:00

En nuestra opinión, la reforma educativa de la ministra Isabel Celaá no tiene más objetivo que el de arrinconar a los colegios concertados, al reafirmar la ministra Celaá, en la Comisión de Educación del Congreso de los Diputados, que la escuela concertada será "complementaria de las necesidades de escolarización", al enfatizar que "la red pública tiene que ser el referente del sistema educativo" y al intentar "acordar" un modelo educativo "igualitario" con los centros concertados de educación diferenciada, que separan físicamente a niños y niñas y contravienen, en opinión de la ministra, "los principios generales de la educación inclusiva y la coeducación"; arrinconar a los colegios concertados -decíamos- y -de ser posible- acabar con la educación religiosa.

La titular de Educación sostuvo que la asignatura de Religión dejará de ser computable y no tendrá ninguna otra asignatura alternativa. Esto quiere decir, en definitiva, que la Religión ya no contará para la media ni computará para el expediente ni será tenida en cuenta para el acceso a las becas. Será de inscripción voluntaria para los alumnos.

Además, se implantará una asignatura obligatoria de Valores Cívicos y Éticos centrada en el tratamiento y análisis de los derechos humanos y de las virtudes cívico-democráticas, anunció la titular de Educación.

Hay que notar que la asignatura de Religión es necesaria para una educación integral de la persona, según la libre decisión de los padres, y no puede ser sustituida por una ética del Estado impuesta por los poderes públicos; y que los derechos a la libertad religiosa y a la educación son derechos inalienables de la persona humana, reflejados en nuestra constitución (artículos 16 y 27) y en los tratados internacionales a los que España se ha adherido.

Marta Martín, la portavoz de Ciudadanos, afirmó que el anteproyecto de ley que presentó Celaá "tiene tan altísimo tinte ideológico que es una provocación. La exposición de motivos es un mitin electoral". La diputada ha anunciado una enmienda de devolución de esta ley.

El diario El Mundo(8-11-2018), por su parte, nos dice que "así es la "ley Celaá": menos Religión y trabas a la concertada y a la educación que diferencia por sexos", a pesar de que esta última ha sido validada por el Constitucional.

Etiquetas