Opinión

Buenas perspectivas para las cláusulas abusivas que adeudan los bancos

Por
  • ANTONIO VALDÉS PALACIO
OPINIÓNACTUALIZADA 05/02/2019 A LAS 01:00

El real decreto que se probó en 2017 sobre el cobro de las cláusulas suelo está siendo un fracaso total. Se dieron tres meses de plazo para un arreglo extrajudicial banco-cliente en el que se esperaba zanjar las deudas sin llegar a la vía judicial, sin gastos para los usuarios. Pero tan apenas se ha llegado a ningún acuerdo y las entidades financieras han obligado a pleitear produciéndose un colapso en los juzgados y una marcha atrás de los afectados por miedo a no ganar. Esta conducta se debe a que los defraudadores tan sólo van a pagar un 4 % de interés a los consumidores, mientras ellos en los préstamos personales cobran un 8 %, en las tarjetas de crédito un 20 %, y en interés de demora un 29 %. Unido a esto, muchos clientes dejarán de reclamar porque temen perder la demanda y en otros casos por ser las cantidades pequeñas.

Pero parece que con el cambio del gobierno, el PSOE y concretamente la ministra de justicia, dan sensaciones de que se va a dar la vuelta a la tortilla. Las últimas declaraciones de la sociales es que este juego se tiene que acabar y pretender legislar para imponer multas a los bancos que alargan la situación, ante el colapso de los juzgados, y consisten en imponerles intereses remuneratorios altos. Ésta sí es una solución a todas las cláusulas abusivas que quiere llevar a cabo el nuevo gobierno. Son muchos millones de euros que se adeudan a la ciudadanía que han llevado a miles de familias a tener verdaderas estrecheces económicas, y a muchas de ellas a la ruina total.

Cuántas pretensiones y cuántos suicidios ha habido como consecuencia de estar pillados por cláusulas abusivas viéndose muchos españoles desahuciados en la calle.

Mi gran ilusión sería que las palabras de nuestra ministra de justicia pronto estén plasmadas en la ley y se acabe de una vez por todas con lo que es para mí uno de los cinco problemas principales de este país. Obren así y Dios les abrirá de par en par las puertas del cielo por realizar este gran milagro, y a la vez una muy buena obra de caridad. Esperemos que este año 2019 nos traiga de una vez justicia y ese dinero que relanzaría la economía de millones de hogares.

Etiquetas